China ataca la operación para enjuiciar al presidente de Sudán

9 de enero de 2009

9 de enero de 2009 (LPAC).— Liu Guijin, enviado especial de China a Darfur, advirtió ayer sobre las "desastrosas consecuencias" que tendría el que el tribunal internacional (ICC) emitiera una orden de arresto del presidente sudanés Omar al-Bashir por combatir la rebelión antigubernamental, instigada por Londres. El cartel financiero con sede en Londres alega que los esfuerzos del gobierno por sofocar la rebelión son equiparables a crimenes de guerra y genocidio.

En conferencia de prensa en Khartoum, Liu dijo que "todavía se realizan esfuerzos políticos para encontrar una solución política" y agrega: "Deseamos trabajar con nuestros socios... para tratar de encontrar alguna manera de posponer el proceso judicial para que la comunidad internacional tenga más tiempo para resolver el problema". Indicó que China está tratando de ganar el apoyo del Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Rusia para que se difiera el caso, dado que el Consejo de Seguridad de la ONU tiene la opción de demorar el procedimiento por un año o más. A la vez, China dejó en claro que cualquiera de estas cuatro naciones que se niegue a diferir este procedimiento de la ICC solo está interesada en destruir a la nación de Sudán.

Liu destacó que si se emite la orden de arresto, Bashir sería un "sospechoso de cometer un crimen" y esto amenazaría los esfuerzos de paz en Darfur, así como tambien amenazaría el acuerdo CPA del 2005 que le puso fin a la guerra civil, porque la comunidad internacional no consideraría que un "sospechoso de cometer un crimen" pudiera ser una de las partes responsables ya sea del proceso político en Darfur o de instrumentar el CPA.

Liu obviamente está preparando a Sudán para lo peor: "Incluso en el peor de los casos que se emitiera la orden de aprehensión, esperamos y confiamos en que el gobierno de Sudán continuará ejerciendo y cooperando con la comunidad internacional". China no le ha impuesto condiciones económicas al desarrollo de Sudán y continúa siendo el mayor inversionista en Sudán.

Off-White Shoes