Denuncian a Israel por tener un "campo de concentración" en Gaza

9 de enero de 2009

8 de enero de 2009 (LPAC)— El cardenal Antonio Martino, exembajador del Vaticano ante las Naciones Unidas y actualmente presidente del Consejo Justitia et Pax del Vaticano, caracterizó ayer en una entrevista las condiciones en la parte de Gaza ocupada por Israel como cada vez "más y más parecidas a un gran campo de concentración". Cuando el canciller israelí denunció sus aseveraciones por "parecer estar basadas en propaganda de Hamas" el cardenal repitió: "Pueden decir lo que quieran pero la situación en Gaza en horrorosa" y las condiciones de vida "contrarias a la dignidad humana". Hizo un llamado para "separar a los dos hermanos que pelean, como se hace en una familia".

Por su parte el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) acusó hoy a las fuerzas armadas de Israel de "no haber cumplido con sus obligaciones bajo el derecho humanitario internacional de curar y evacuar a los heridos" en Gaza, después de que un equipo encontró 15 cadáveres, adultos heridos muriéndose de hambre y 4 niños "en los huesos pero vivos", acurrucados junto a sus madres muertas en sus casas destruídas en Gaza, cuatro dias después de que el area fue bombardeada. Pierre Wettach, jefe de la delegación del CICR para Israel y los Territorios Palestinos Ocupados, acusó que "las fuerzas armadas de Israel tuvieron que estar conscientes de la situación pero no ayudaron a los heridos", a la vez que hicieron imposible que la Cruz Roja o la Media Luna Roja pudieran ayudar a los heridos.

Es de esperarse que la situación empeore rápidamente, después de que las Naciones Unidas suspendieron hoy todas las entregas a Gaza cuando tanques israelíes le dispararon a un camión de la ONU que se dirigía a un cruce de la frontera con Israel para recoger una carga de ayuda, matando al conductor del camión. La ONU dijo que la entrega se había coordinado con Israel.