El narco George Soros financia la guerra sucia contra el congresista Rangel

6 de febrero de 2009

5 de febrero de 2009 (LPAC).— Pezcaron a la Fundación Sociedad Abierta del felón convicto George Soros, con las manos en la masa financiando la guerra sucia para tratar de sacar al presidente de la Comisión de Administración y Presupuesto del Congreso, Charles Rangel. Hay una horda de organizaciones amparadas en la ley sobre la transparencia financiera de los funcionarios públicos (conocida en ingles como "Sunshine", o sea, "brillo del Sol"), han escogido para poner en el banquillo de los acusados a los congresistas demócratas que siguen a Franklin Roosevelt, utilizando para ello donativos de financieros como Soros y los Rockefellers; pero por lo visto, el Sol nunca brilla en Wall Street, y estos grupos dizque "independientes" no se han hecho eco del llamado de Lyndon LaRouche para crear una Comisión Pecora que investigue los delitos financieros de Wall Street qhe le han costado a la economía estadounidense billones de dólares.

La Fundación Sunlight, (Luz del Sol) a la que el Instituto de la Sociedad Abierta de Soros le contribuyó $250,000 dólares en 2008, es la "autoridad" que cita hoy el diario New York Times en la cantaleta de que el congresista Rangel omitió algunos activos en los últimos 30 años de sus informes de declaraciones financieras. Bill Allison, "miembro de rango" de la Fundación Sunlight, le dijo al diario de marras que "la Comisión de Etica necesita obviamente revisar más cuidadosamente los archivos de Rangel". El artículo señala las regalías sobre el libro de la autobiografía publicada de Rangel, que él ha promocionado ampliamente. Desde hace meses Rangel dijo que había contratado a un auditor para que reconstruyera sus declaraciones financieras, porque había errores.

El congresista republicano de Texas, John Carter, acérrimo defensor del notorio Tom DeLay, revivió el llamado del dirigente de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, para que Rangel renunci como presidente de la Comisión de Administración y Presupuesto hasta que la Comisión de Etica dé a conocer sus resultados. Bajo el reglamento de la Cámara de Representantes, la resolución de Carter se tiene que considerar antes del 10 de febrero. El vocero de Rangel dijo que "esta es una maraña política barata de un fracasado partido político que está desesperado por cambiar el tema de sus fracasadas políticas económicas del pasado".