Los Demócratas Filipinoamericanos de Los Angeles apoyan la HBPA de LaRouche

17 de febrero de 2009

16 de febrero de 2009 (LPAC).— Después de varios meses de consideración y discusión de una resolución, en tanto que la crisis económica acelerada golpea muy duro a su comunidad, los Demócratas Filipinoamericanos de Los Angeles (P.A.L.A.D.) aprobaron el sábado 14 de febrero una resolución haciendo un llamado a sus congresistas para que pongan en ejecución la Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda (HBPA) de LaRouche. A continuación se reproduce la resolución:

———————————————-

Resolución de Apoyo a la Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda de 2007

Considerando, que los dirigentes del Congreso de Estados Unidos no aprobaron la Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda de 2007 propuesta por Lyndon LaRouche en su conferencia por internet del 25 de julio de 2007, transformó una situación terrible que hasta el otoño de 2007 pudo haber sido manejable, en una crisis de desintegración no solo de la economía de Estados Unidos sino de la economía mundial; y

Considerando, que los dirigentes en el Congreso decidieron en vez de esto, el camino de un trato agraviante a las legislaturas estatales y locales y organismos asociados dentro de los estados, que clamaban para que el Congreso convirtiera en ley la HBPA, como se muestra en la aprobación de la HBPA en cinco congresos estatales, y más de 150 concejos municipales por todos los Estados Unidos, además de cientos de firmas de apoyo individuales de sindicalistas y otros dirigentes de grupos de base; y

Considerando, que han fracasado totalmente los repetidos intentos, aprobados por el Congreso, para rescatar las instituciones financieras con lo que acumulativamente son billones de dólares de dinero de los contribuyentes y la Reserva Federal; y

Considerando, que forzar ahora al liderato del Congreso de E.U. a un comportamiento más responsable sobre la HBPA, es quizá la única alternativa para empezar a mover las cosas en una dirección que pueda llevar a salvar a los mismos Estados Unidos de América de la depresión física más profunda en su historia; y

POR LO TANTO, se resuelve, que los Demócratas Filipinoamericanos de Los Angeles (P.A.L.A.D.) por la presente apoyen la Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda de 2007, como fue iniciada por el economista Lyndon H. LaRouche, Jr. Esta ley incluye las siguientes disposiciones:

1.- El Congreso tiene que establecer una agencia federal que coloque a los bancos autorizados estatales y federales bajo protección, congelando todas las hipotecas de vivienda existentes por un período de cuantos meses o años se requiera para ajustar sus valores a precios justos, y reestructurar las hipotecas existentes a tasas de interés apropiados. Más aún, esta acción tambien eliminaría todas las obligaciones de deuda especulativas de los valores respaldados por hipotecas, y otras formas de artimañas Ponzi que han hundido al sistema bancario en la quiebra.

2.- Durante el período de transición, se deberán congelar todos los embargos hipotecarios, permitiendo a las familias estadounidenses conservar sus hogares. Se harán pagos mensuales, el equivalente a pagos de renta, a los bancos designados, quienes podrán usar los fondos como colaterales para prácticas bancarias normales, recapitalizando así los sistema bancarios, Estos pagos mensuales asequibles se contabilizarán en nuevas hipotecas, que reflejen la deflación de la burbuja hipotecaria y el establecimiento de valores adecuados de la propiedad y tasas de interés fijas y reducidas sobre hipotecas. Tomará varios años lograr sacudirse esto. En el ínterin, no se desahuciará a ningún propietario de vivienda de su propiedad, y los bancos con autorización federal o estatal serán protegidos, para que puedan reasumir sus funciones tradicionales, sirviendo a las comunidades locales, y facilitando el crédito para invertir en industrias productivas, agricultura, infraestructura, etc.

3.- Los gobiernos estatales deberán asumir las responsabilidades administrativas de llevar a cabo el programa, como la valoración de la renta para los bancos asignados, mientras que el gobierno federal aportará el crédito y las garantías necesarias para asegurar una transición exitosa. Por lo tanto,

Resuelve además, que se envíe una copia de esta resolución a los miembros del Congreso de la región de Los Angeles, y que tambien se entregue al Presidente de Estados Unidos de América, para su inmediata ejecución.