¿Casus belli? Sudán celebra la construcción de la mayor presa en décadas

3 de marzo de 2009

1 de marzo de 2009 (LPAC).— En lo que pudiera representar un casus belli para las fuerzas del Imperio Británico, el gobierno y la nación de Sudán se adjudicaron una victoria económica y de ingeniería de importancia al inaugurar las primeras dos turbinas (de diez) de la Presa Merowe en el norte de Sudán. Este amplio proyecto hidroeléctrico agroindustrial, que se construye con la ayuda de China, y financiado por Sudán, China y paises árabes, es el mayor proyecto de ingeniería en Africa en décadas. La compañía francesa Alsthom aportó las turbinas. Las dimensiones de este gran proyecto revelas las razones de la intensificación de los ataques en contra de Sudán y Africa en general, por parte de las fuerzas del Imperio Británico, como es el [a:href="\/node\/11410"]Tribunal Penal Internacional (TPI)[/a] patrocinado por [a:href="\/asunto\/campa-de-lpac\/acabemos-con-george-soros\/view"]Soros [/a]y [a:href="\/node\/10894"]Malloch-Brown[/a].

En la edición del 18 de julio del 2008 de EIR aparece un informe completo de este proyecto y su potencial agrícola para Sudán, "Desafiando el sistema genocida de Gran Bretaña: el gran proyecto agrícola de Sudán". Este tipo de desarrollo es lo que LaRouche ha identificado como lo determinante para el futuro de Africa, en donde Estados Unidos y Europa pueden y deben hacer contribuciones positivas. Pero esto es exactamente a lo que los británicos le han temido por más de un siglo.

La Unidad de Construcción de Represas anunció el 8 de febrero la puesta en operación de las primeras dos turbinas (de 125 megavatios cada una) y el 22 de febrero se celebró la vinculación de las dos turbinas a la red interna de la estación eléctrica de la Presa Merowe.

La Presa Merowe le añadirá 1,250 megavatios a la red eléctrica nacional para el 2010, cuando estén funcionando todos los 10 generadores. La electricidad de la presa llegará hasta el Estado Norte el 18 de marzo, cuando se pongan en operación las estaciones de transmisión Dongola, Dabba y Merowe. El 12 de marzo, la electricidad de la Presa Merowe llegará hasta el Estado Rio Nilo (provincia central) y la estación de transmisión Atbara. Para junio la electricidad llegará a Renk (al sur). En octubre la electricidad llegará a El-Obeid en Kordofan Norte (centro-occidente) y para abril de 2010, entrarán en operación las últimas dos turbinas.

Al hablar ante la ceremonia de celebración de 22 de febrero, el ministro de Finanzas y Economía Nacional, doctor Award Ahmed Al-Jaz, afirmó que la voluntad y la determinación completaron el proyecto de la Represa Merowe, destacando que la electricidad contribuye a la unidad y a vincular todas las partes del país. El ministro de Energía y Minería, Al-Zubair Ahmed Al-Hassan, dijo que Sudán necesita más electricidad de lo que puede producir la Presa Merowe e hizo un llamado a construir más presas.

El gobierno de Sudán está planeando al menos otra más de esas grandes represas en Kajbar, en el norte, en la tercera catarata del Rio Nilo y varios otros proyectos agrícolas e hidráulicos importantes, incluyendo aumentar la capacidad de las presas ya construidas al sur de Khartoum.

El gobernador del Estado Norte, Adil Awad, dijo que la Presa Merowe va a darle un gran impulso al proceso de desarrollo del bienestar para todos los sudaneses. El exministro de Asuntos Exteriores, doctor Hussein Sulieman Abu Salih, dijo que la presa representa un punto de inflexión en la historia sudanés y una victoria de la voluntad sudanés. El presidente de la Comisión de Agricultura y Recursos Animales de la Asamblea Nacional, profesor Al-Amin Dafaallah, dijo que la presa reducirá el costo de la producción agrícola, subrayando que el lago de la presa irrigará más de un millón de feddans ( 1 feddan= 1.04 acres), lo que contribuirá enormemente a la producción de trigo de Sudán, además de los beneficios para la pezca y el turismo. El exministro de Finanzas, Ibrahim Moniem Mansour, describió el proyecto como un gran milagro a pesar del bloqueo impuesto contra Sudán, destacando la importancia de la electricidad de la presa para la industria.