Nancy Pelosi, uno de los grandes opositores de Chas Freeman

15 de marzo de 2009

12 de marzo de 2009 (LPAC).- El principal editorial de hoy del Washington Post dice que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, fue la "crítica más formidable" en la operación del Imperio Británico para evitar que Chas Freeman aceptara el nombramiento de director del Consejo de Inteligencia Nacional bajo el Director de Inteligencia Nacional, almirante Dennis Blair.

El editorial del Washington Post, amante del Imperio Británico, informa que Pelosi estaba "encolerizada por la posición de Freeman sobre la disidencia en China".

El nombramiento de Freeman hubiera aportado una perspectiva no británica a las instituciones de inteligencia estadounidense. La columna de David Broder en el mismo número del Post se lamenta de la pérdida de la perspectiva independiente de Freeman y declara que "todo esto se acabó ahora, porque, como le dijo la presidenta Nancy Pelosi a Blair, las opiniones de Freeman son 'totalmente inaceptables' ".

Además de ser una pelele de los británicos, dijo LaRouche, Nancy Pelosi es más aburrida como oradora pública que Gordon Brown o el príncipe Carlos. "Cuando la saquemos como presidenta de la Cámara de Representantes, puede conseguirse un trabajo como la oradora más aburrida en la historia". "Pelosi es tremendamente vanidosa, a pesar de que no tiene nada de que envanecerse. No tiene los cimientos para hacerlo", dijo LaRouche. "Ni siquiera aparecería en Vanidades"