LaRouche: La última inyección de dinero de la Fed es "una operación traicionera para hundir a E.U."

22 de marzo de 2009

20 de marzo de 2009 (LPAC).— En respuesta a un informe sobre las últimas medidas que tomó el presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben "helicóptero" Bernanke para "restablecer la estabilidad financiera", el economista Lyndon LaRouche comentó lo siguiente: "Estas acciones nos ponen al borde de un despegue hiperinflacionario como el de la Alemania de Weimar en 1923. La inyección de dinero de Bernanke es parte de una operación británica para hundir a Estados Unidos. Quienquiera que continue con esto es un traidor a nuestra nación, sean conscientes o no".

LaRouche también respondió a un informe, proveniente de una fuente bien colocada, de que crece la preocupación entre funcionarios de la Reserva Federal sobre el peligro de que la tendencia actual de inyectar dinero, va a sustituir el curso deflacionario actual de la economía por uno hiperinflacionario. Esta última preocupación deriva de la decisión que tomó la Fed para agregarle otros $ 1.15 billones (¡millones de millones!) de dólares al salvataje financiero. Esto incluye la compra directa por parte de la Fed, de $300 mil millones de dólares en bonos del Tesoro de largo plazo; imprimir dinero para comprar hasta $750 mil millones de dólares en valores respaldados por hipotecas (que se comprarán a tasas muy por abajo de su valor real actual); y $100 mil millones adicionales, ¡para contingencias especiales aún sin determinar!

Esto significa que el total de fondos repartidos por la Fed y el Tesoro desde que se aceleró a toda velocidad la crisis a mediados de septiembre de 2008, es de $ 11.4 billones (si, leyó bien, ¡$11,400 millones de millones!) de dólares. Aunque hasta ahora "solo" se han gastado $ 2.8 billones, se considera que este primer tramo gastado contribuyó al aumento oficial de 0.4% en la inflación reportada en febrero. En un discurso pronunciado la semana pasada, el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher —quien en las reuniones de la Reserva Federal, en repetidas ocasiones voto en contra de bajar consistentemente la tasa de los Fondos Federales— dijo que la Fed está consciente de que la inflación "podría presionar al alza" por el aumento en su estado de cuentas, pero agregó que "haremos todo lo que esté a nuestro alcance por evitarlo", y que la Fed va a "desembolas ese estímulo [creciente asignación de fondos] en el momento apropiado". La fuente no sabe cómo determinará la Fed cual es el "momento apropiado", pero que su única herramienta disponible sería elevar drásticamente las tasas de interés.

Con relación a los comentarios precisos y al punto del exgobernador de Nueva York, Elliot Spitzer, sobre el [a:href="\/node\/10914";target=_blank]megaescándalo de la AIG[/a], LaRouche dijo, "Spitzer está exponiendo la verdad desnuda sobre estos estafadores".