Spitzer apunta a Goldman Sachs en el escándalo de la AIG

22 de marzo de 2009

20 de marzo de 2009 (LPAC).- En un artículo titulado "El verdadero escándalo de la AIG", que apareció originalmente en la revista Slate, Eliot Spitzer, exprocurador general y exgobernador del estado de Nueva York, dice que "no se trata de los bonos. Se trata de que la AIG le está pagando todo a sus contrapartes".

Spitzer señala que la decisión original de rescatar a AIG la tomaron el otoño pasado el ex director ejecutivo de Goldman Sachs y entonces Secretario del Tesoro Henry Paulson, el expresidente de la Reserva Federal de Nueva York y actual Secretario del Tesoro Timothy Geithner, el director ejecutivo de Goldman, Lloyd Blankfein y el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke. En el artículo que parece redactado como una acusación penal, o de un interrogatorio en una audiencia congresional al estilo Pecora, Spitzer pregunta: "¿Por qué se le tuvo que regresar a Goldman 100 centavos por dólar?... La apariencia de que este fue un trabajo interno, es abrumadora. AIG no era más que un conducto de enormes flujos de capital a los mismos sospechosos de siempre, sin razón o explicación alguna".

Spitzer continua luego: "¿Cual fue la conversación precisa entre Bernanke, Geithner, Paulson y Blankfein antes de la concesión inicial de $80 mil millones de dólares? ¿Se sabía realmente quienes eran las contrapartes y cuál era la exposición de cada una de las contrapartes? ¿Qué sabían Goldman y todas las otras contrapartes, sobre la situación financiera de AIG a la hora en que firmaron los canjes y otros contratos? ¿Hicieron las diligencias adecuadas para ver si estaban comprando protección real? ¿Y por qué no han de cargar con un porcentaje de los riesgo por fracasos de sus propias contrapartes? ¿Cuál es la relación más profunda entre Goldman y la AIG? ¿No intentaron fusionarse hace unos cuantos años pero no se concretó porque Goldman no pudo estirar sus brazos lo suficiente para abarcar la caja negra que es AIG? ¿Si eso es así, por qué debe rescatarse a Goldman? Después de todo, debieron haber sabido, como todo mundo, que una gran parte del modelo de negocio de la AIG no era pagar los seguros que había emitido. ¿Por qué no se divulgaron total e inmediatamente quienes eran las contrapartes?".