El Presidente Obama se dirige a los iraníes en la celebración del Año Nuevo

23 de marzo de 2009

20 de marzo de 2009 (LPAC).— El Presidente Barack Obama transmitió un mensaje de año nuevo al pueblo y a los líderes de Irán, indicando claramente su intención de sostener un diálogo amplio con el Gobierno iraní. A pesar de que cada Presidente, desde Jimmy Carter, ha enviado su saludo para la celebración del año nuevo iraní, que se celebra al comienzo de la primavera, según algunas fuentes cercanas al Gobierno, el mensaje del Presidente Obama fue "muy bien pensado", y tenía la intensión de una iniciativa diplomática "sustantiva". Ahora se le pondrá mucha atención a la respuesta por parte de líderes iraníes fundamentales a este gesto del Presidente de los Estados Unidos. En la pantalla el mensaje de saludo dado por el Presidente Obama tuvo titulares en farsi. Fue una declaración corta. Sigue el texto completo:

........................

Hoy quiero hacer llegar mis mejores deseos a todos los que hoy celebran el Nowruz en todas partes del mundo.

Esta fiesta es tanto un rito antiguo como un momento de renovación, y espero que gocen este momento especial del año con sus amigos y familiares.

En particular, quiero hablarle directamente al pueblo y a los líderes de la Repúblic Islámica de Irán. El Nowruz es solo una parte de vuestra grande y celebrada cultura. Por muchos siglos su arte, su música, literatura e innovaciones ha hecho del mundo un mejor lugar y mas bello.

Aquí en los Estados Unidos nuestras comunidades se han visto realzadas por la contribución iraní-estadounidense. Sabemos que ustedes son una gran civilización, y que sus logros se han ganado el respeto de los Estados Unidos y del mundo.

Por casi tres décadas las relaciones entre nuestras naciones han sido tensas. Pero en estas fiestas recordamos la humanidad común que nos mantiene unidos. Seguramente, ustedes celebrarán el Nuevo Año de manera muy parecida a como los estadounidenses celebramos nuestras festividades, reuniéndose con los amigos y la familia, intercambiando regalos e historias, y mirando hacia el futuro con un renovado sentido de esperanza.

En estas celebraciones descanza la promesa de un nuevo día, la promesa de oportunidades para nuestros hijos, seguridad para nuestras familias, progreso para nuestras comunidades, y la paz entre naciones. Esos son deseos compartidos, son sueños que tenemos en común.

Así que en esta temporada de nuevos comienzos quiero hablarles claro a los líderes de Irán. Tenemos serias diferencias que han crecido con el tiempo. Mi Gobierno está comprometido con una diplomacia que abarque todos los temas que ambos tenemos enfrente, y a perseguir los lazos constructivos entre los Estados Unidos, Irán y la comunidad internacional. Este proceso no avanzará con amenazas. En cambio buscamos compromisos honestos y afianzados en el repeto mutuo. Ustedes tiene ese derecho —pero este viene acompañado de verdaderas responsabilidades, ese lugar no se puede alcanzar a través del terror y las armas, sino más bien a través de acciones pacíficas que demuestren la verdadera grandeza del pueblo y de la civilización iraní. Y la medida de esa grandeza no es la capacidad de destrucción, es vuestra demostrada capacidad para construir y crear.

Ustedes también tienen una opción. Los Estados Unidos quieren que la República Islámica de Irán tome el papel que le corresponde en la comunidad de naciones.

Asi que en ocasión de su Año Nuevo, quiero que ustedes, el pueblo y los líderes de Irán, entiendan el futuro que estamos buscando. Es un futuro de intercambios renovados entre nuestra gente, y de mayores oportunidades para las asociaciones y el comercio. Es un futuro en el que se superen las viejas divisiones, en donde ustedes y todos sus vecinos y el mundo en general puede vivir con mayor seguridad y mayor paz.

Yo se que ha esto no llegaremos facilmente. Hay algunos que insisten en que tenemos que definirnos en base a nuestras diferencias. Pero recordemos la palabras escritas por el poeta Saadi, hace ya muchos años: "Los hijos de Adán son ramas unos de otros, habiendo sido creados de la misma esencia".

Con la llegada de una nueva estación , recordamos esta preciosa humanidad que todos compartimos. Y podemos una vez más acudri a este espíritu mientras procuramos la promesa de un nuevo comenzar.

Gracias, y Eid-eh Shoma Mobarak.