Los británicos piden reducir la población a la mitad

26 de marzo de 2009

25 de marzo de 2009 (LPAC).— Un influyente asesor ecologista del Primer Ministro británico Gordon Brown, hizo un llamado para que se reduzca la población de Gran Bretaña de 61 millones de súbditos que son hoy, a menos de 30 millones, a fin de construir una "sociedad sustentable".

Jonathan Porrit, ex miembro del Partido Ecologista, hizo ese anuncio esta semana en la conferencia anual del Optimun Population Trust (OPT), del cual es patrocinador. El OPT va a publicar una "investigación" en la cual dicen que la población actual de Gran Bretaña debe reducirse a la mitad, o sea a 30 millones de habitantes, que era la población británica en la época de la Reina Victoria de Inglaterra, eso es, en el zenith del Imperio Británico.

Otro patrocinador del OPT es el notorio profesor Paul Ehrlich, autor del libro infame La Bomba Poblacional, publicado en 1968, en el que plantea la necesidad de tomar medidas radicales de control poblacional. Ehrlich fue uno de los primeros blancos del movimiento de LaRouche en la campaña en contra del crecimiento cero de la población.

De acuerdo al diario London Times, Porrit declaró que "el crecimiento de la población, aunado al crecimiento económico, pone al mundo bajo una presión terrible. Cada persona en Gran Bretaña tiene mucho mayor impacto en el medio ambiente que las de los países en desarrollo, así que reducir nuestra población es una de las maneras de reducir ese impacto".

El profesor Chris Rapley, director del Museo de Ciencia, quien también habló en la conferencia del OPT que se llevó a cabo en la Real Sociedad de Estadística, respaldó a Porrit en esto. Rapley advirtió que el crecimiento de la población haría imposible la reducción de las emisiones de los gases de invernadero. Rapley, quien dirigía la Investigación Británica de la Antártida, se queja de que los humanos emiten 50 millones de toneladas de CO2 anuales sobre la atmósfera, y que para poder llegar a la meta de una reducción del 80% de las emisiones de CO2 se tiene que reducir la población.

El Times también cita a Phil Woolas, Ministro de Imigración británico, quien reiteró el llamado a recortar el crecimiento de la población a cero: "No puede haber sustentabilidad con el crecimiento de la población".

Tales puntos de vista sobre la población han dividido al movimiento verde. George Monbiot, periodista que tiene una columna en el periódico londinense Guardian y prominente escritor de temas ecologistas, ha criticado a los que hacen campaña contra el crecimiento, aunque alega que la amenaza mayor es el crecimiento económico "implacable".

El escenario cataclísmico con el que se solazaba la conferencia, contempla una migración masiva de refugiados 'climáticos', que huyenn de las zonas calientes hacia Gran Bretaña, el norte de Europa, y Norteamérica. El periódico Daily Star cita al profesor Tom Dyson de la Escuela de Economía de Londres, eruptando lo siguiente: "Cada año, hasta el 2050, Estados Unidos y Canadá acogerán más personas que nosostros, pero esas son naciones enormes. En contraste, Gran Bretaña es una nación pequeña. Nosotros vamos a sentir el impacto de toda esa gente. Controlar nuestras emisiones de bióxido de carbono será cada vez mas difícil mientras llega a nuestras playas más y más gente".

A esto, Aubrey Manning, profesor de historia natural de la Universidad de Edinburgo, agregó: "Ya hay demasiada gente viviendo en Inglaterra. Nuestra población llegó a ser demasiado numerosa desde el momento en que sobrepasó los 20 millones, alrededor de 1850. Esa es la cantidad en la cual ya se nos hace imposible sostener a la población solo con nuestros recursos. Ahorita sobrepasamos ese límite tres veces... Hace tiempo que pasamos la línea de la sustentabilidad. Y si hablamos del planeta, yo diría que su máximo poblacional sustentable es no más de 3 mil millones".

Aunque aparentemente ellos no dicen realmente como es que se llevaría a efecto esta reducción, James Lovelock, el inventor de la teoría de Gaia dijo que, "para el año 2100, pestes, guerras, y hambrunas se habrán encargado de la mayoría de los seres humanos. Se tienen que tomar algunas decisiones difíciles".