Obama fortalece la seguridad fronteriza

26 de marzo de 2009

25 de marzo de 2009 (LPAC).— En vísperas de la visita a México de la Secretaria de Estado Hillary Clinton, el 25 y 26 de marzo, la Secretaria de Seguridad Interna Janet Napolitano, el subprocurador general David Ogden y el subsecretario de Estado James B. Steinberg dieron un informe en la Casa Blanca hoy para anunciar el inicio de una plan abarcante para aplastar a los carteles de la droga que amenazan tanto a México como a Estados Unidos.

El subprocurador general Ogden, resumió los propósitos del gobierno: "Bajo el liderato del Presidente y junto con el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Interna, el Departamento de Justicia está preparado para emprender la guerra en contra de los carteles de la droga mexicanos ...Admiramos mucho el coraje y la resolución de nuestras contrapartes mexicanas quienes han confrontado valientemente a esos carteles en su propio patio trasero, y estamos resueltos a hacer todo lo que podamos para trabajar junto con ellos para destruir estas organizaciones criminales".

Ogden y Napolitano describieron una estrategia centrada en expandir el uso de tecnología para proteger la frontera en ambas direcciones, y movilizar "equipos especiales respaldados por inteligencia, encabezados por fiscales" a nivel local, estatal y federal unificados, en coordinación con funcionarios mexicanos, para enfrentar a los carteles que trafican con drogas hacia Estados Unidos y contrabandean armas, grandes volumenes de efectivo y contrabando de Estados Unidos a México. "Si les quitamos el dinero y encarcelamos a sus dirigentes, se puede aflojar su dominio sobre las organizaciones enormes que emplean para llevar a cabo sus actividades criminales", dijo Ogden.

Napolitano detalló una serie de despliegues que se van a completar en menos de 90 dias, con los que se aumentará en 350 el número de agentes federales desplegados específicamente a la lucha en contra de los carteles, entre aduanas, DEA, los especialistas en armas (ATF y ICE), analistas de inteligencia, especialistas sobre lavado de dinero, etc. Una prioridad será la coordinación entre las operaciones locales, estatales y federales (algo que ignoró el gobierno de Bush), y en realizar inspecciones en el tráfico con rumbo al sur, así como también el tráfico entrante. Napolitano mencionó un aumento en el uso de tecnologías como unidades de rayos X móviles para identificar anomalías en vehículos de pasajeros que le pudiera sugerir a los funcionarios de seguridad fronteriza que contrabandea armas, y acciones para inspeccionar el 100% de todo el tráfico ferroviario entre los dos países (un trabajo más fácil del que debiera, porque, desafortunadamente, solo hay ocho líneas férreas que cruzan las 2,000 millas de frontera).

No se tomó ninguna decisión sobre desplegar a la Guardia Nacional en la frontera, como lo habían solicitado los gobernadores de Texas y de Arizona, dijo Napolitano.

La Secretaria Napolitano y el Procurador General Holder asistirán a la conferencia binacional sobre tráfico de armas en México el 1 y 2 de abril, y el Presidente Obama visitará México y se reunirá con el Presidente Felipe Calderón el 16 y 17 de abril.