Clinton anuncia la creación de una oficina mexico-estadounidense en contra de los carteles de las drogas

28 de marzo de 2009

27 de marzo de 2009 (LPAC).- México y Estados Unidos establecerán una "oficina bilateral de imlementación... en la que los funcionarios mexicanos y estadounidenses trabajaran juntos, lado a lado, en el combate a los narcotraficantes y la violencia que ellos generan", anunció ayer la Secretaria de Estado Hillary Clinton, en su conferencia de prensa junto con la Secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa en la Ciudad de México, después de sostener discusiones con el Presidente Felipe Calderón que la Secretaria Espinosa calificó de "extremadamente productivas".

El viaje de Clinton sienta las bases para aplastar la jugada de de Soros para destruir a México, y por lo tanto a Estados Unidos, también, mediante la guerra de los carteles del narcotráfico. Clinton llegó a México portando el mensaje de que Estados Unidos consideran sus relaciones con México como "una de las relaciones más importantes que puedan existir entre dos países en el mundo. Somos parte de una misma familia, compartimos este continente como nuestro hogar común, y vamos a vivir un futuro común", según sus propias palabras. Su tono de respeto; su declaración de que Estados Unidos acepta su "corresponsabilidad" en el combate a los narcotraficantes; su declaración de que México no es un estado fallido, fueron bien recibidos en México. Haciendo alusión implícita a las ahora pasadas dificultades en las relaciones con el equipo de Bush, ella le agradeció al gobierno y al pueblo de México por salir en ayuda de Estados Unidos luego del huracán Katrina, cuando el Ejército Mexicano ayudó con apoyo logístico y alimentos, como un ejemplo de cómo México ha apoyado a Estados Unidos en muchos de los momentos críticos de su historia.

Clinton afirmó que el gobierno de Obama pretende responder a la solicitud urgente de más helicópteros Blackhawk, hecha por el gobierno de Calderón, y destacó que cuando vayan a México la Secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano y el Procurador General de la Nación, Holder, la semana próxima, discutirán en detalle lo que planea hacer el gobierno de Obama para reducir el contrabando de armas de Estados Unidos a México, y el equipo y vigilancia que se necesita para hacerle frente a la violencia a ambos lados de la frontera.