Epidemia de influenza: si se debilita a un presidente se socava la nación

27 de abril de 2009

27 de abril de 2009 (LPAC).— Las autoridades mexicanas anunciaron hoy el cierre hasta el 6 de mayo de todas las escuelas públicas y privadas en la Ciudad de México, los estados de México y de San Luis Potosí, en un intento por evitar la diseminación de la influenza porcina que ya ha cobrado 81 víctimas en ese pais. De igual manera, todos los eventos deportivos y de entretenimiento, así como también las celebraciones de los servicios religiosos dominicales, quedaron suspendidos por tiempo indefinido.

Pero no obstante que gobierno tomaba estas medidas mínimas de salud públicas apropiadas, el Secretario de Salud de la Ciudad de México, Armando Ahued, tuvo que admitir que los grandes recortes programados en el suministro de agua para viviendas y negocios de la Ciudad de México, planeados entre el 1 y 4 de mayo, podrían agravar seriamente la diseminación de la influenza mortal. Los cortes en el suministro de agua se deben a la sequía en México, y los niveles de agua peligrosamente bajos del sistema Cutzamala y presas relacionadas, que a su vez es producto de décadas de desastrosas falta de inversiones en la infraestructura económica básica, especialmente en los proyectos hidráulicos urgentemente necesarios.

El destacado economista estadounidense Lyndon LaRouche situó la crisis en un enfoque más agudo, más amplio:

"¿Cuál es el misterio?" sobre las tasas de mortalidad altas de la influenza porcina en México, comparada con Estados Unidos. "Recorran el país, y ¿cuales creen que son los factores de riesgo que la definen? ¡Está más claro que el agua!"

Los últimos 25 años de políticas británicas de libre comercio y globalización han destrozado la economía física de México, especialmente bajo el TLCAN. Se desplomó el consumo y producción de alimentos. La pobreza y el desempleo han crecido de manera dramática. Los niveles de nutrición e inmunológicos en general se están desplomando rápidamente, y el consumo de drogas entre los jóvenes crece peligrosamente. En los últimos 25 años, 13 millones de mexicanos huyeron hacia Estados Unidos como refugiados económicos, buscando desesperadamente el sustento, y ahora millones de ellos se están viendo forzados a regresar a México, en la medida en que se hunde la economía estadounidense en una profunda depresión. Están regresando a donde no hay empleos, ni red de salud, ni infraestructura, y lo que es peor, a donde no hay esperanza.

"Lo que está sucediendo en México es producto de la operación en contra de José López Portillo" el presidente mexicano constructor de la nación de 1976 a 1982, quien se alió con Lyndon LaRouche para tratar de defender a su país de la guerra financiera de la City de Londres y Wall Street. "Algunas personas hoy en México", explicó LaRouche, "dirán: 'Bueno, no pudimos hacer esto, no pudimos hacer aquello...' No pudieron hacer eso debido a lo que se le hizo a López Portillo. Están pagando el precio de tratar de destruir a López Portillo. Trataron de destruir al Presidente de México y desmoralizaron al país, y ahora se preguntan ¿por qué tenemos este problema? Este es el momento de revivir el espíritu de López Portillo y unir a todos los patriotas de México en una sola causa" dijo LaRouche.