El enloquecido Ben Bernanke miente como loco

6 de may de 2009

6 de mayo de 2009 (LPAC).— Es más que absurda la cantaleta casi constante de que "estamos a punto de doblar la esquina, las cosas se van a componer" que repiten una y otra vez los cabezas de chorlito, en tanto que la economía se desploma a su alrededor. Pareciera que entre más mal se pone, más tratan de convencernos estos tontos —y convencerse— que estamos camino a la recuperación. Leyendo las declaraciones oficiales, los artículos en la prensa, y los comentarios de los expertos, queda claro que están completamente divorciados de la realidad y son unos mentirosos irredentos. Preferirían que se destruya la nación antes que deshacerse de sus ilusiones.

Tomen el caso del presidente de la Reserva Federal (Fed) Ben Bernanke, quien le dijo hoy al Congreso una verdadera mentira colosal. Ante la Comisión Económica Conjunta dijo: "Todavía esperamos que la actividad económica toque fondo para después empezar a recuperarse a fines de este año". Agregó: "Yo creo que estamos en una mejor situación de la que estábamos en septiembre y octubre". Bernanke también se defendió de las acusaciones de que él, y el entonces secretario del Tesoro Henry Paulson, se habían apoyado en el director ejecutivo del Bank of America Ken Lewis, para ocultar a los accionistas del banco las pérdidas que el Bank of America iba a incurrir al comprar a Merrill Lynch. "Yo absolutamente de ninguna forma le pedí al señor Lewis que obscureciera cualquier revelación o que no reportara información que debería estar reportando" testificó Bernanke.

Lo que necesitamos aquí no es controlar los retruecanos, sino procesos penales. Bernanke miente, encubre las condiciones espantosas de la economía estadounidense. Seguro, cierto tipo de actividades financieras han aumentado últimamente, pero eso debido a que la Fed ha estado inyectando billones de dólares en los bancos y los mercados de valores. Cuando se gastan billones para obtener miles de millones, difícilmente se puede decir que es una señal de progreso. En cuanto a las revelaciones financieras, ¡seamos serios, Benny! Los bancos, especialmente los grandes, mienten descaradamente sobre sus condiciones financieras, y no puede ser de otra manera. Si se dijera la verdad, todos tendrían que cerrar sus puertas, y habría muchas explicaciones serias que dar sobre a dónde se fueron todos esos billones de dólares.

Bernanke miente, el gobierno de Obama miente, el liderato en el Congreso miente; todos mienten mientras la nación se desploma. Es hora de cambiar de sintonía y escuchar a LaRouche. Necesitamos soluciones, no basura.