La reunión de Netanyahu con Obama, fue un revés para Londres

21 de may de 2009

20 de mayo de 2009 (LPAC).— El hecho de que el Primer Ministro israelí Bibi Netanyahu no hubiera podido obtener nada en su reunión del lunes con el Presidente Obama, significa que Londres está furioso ante la incapacidad de su títere israelí. El plan de los círculos fabianos de Londres es mantener al Medio Oriente en un estado de guerra permanente y caos permanente. La tarea de Netanyahu era sacarle algunas concesiones a Obama, para que Israel pudiera lanzar un ataque en contra del programa nuclear de Irán. Dicho ataque tendría consecuencias devastadoras para todo el sudoeste asiático, y se extendería hasta crear una crisis aún peor en el subcontinente del sur de Asia, arrastrando a India a una zona de crisis más generalizada, ya afectada tanto por lo que pasa en Afganistán como en Paquistán.

La cuestión es que Bibi Netanyahu es un agente británico, desde la época en que su padre fungía como oficial mayor y sucesor del agente británico Vladimir Jabotinsky. Recibe sus órdenes de Londres, no de alguien dentro de Israel. Es clave para el plan británico de mantener toda la región en un estado de crisis, caos y guerra perpetua. Bibi les falló el lunes en Washington. Malinterpretó el ego de Obama, y el Presidente se mantuvo firme. Lyndon LaRouche advirtió hoy que no van a tomar a la ligera este revés. Podemos esperar que Bibi se lance en un acto desesperado, cuando esté en Israel. La cuestión es que Israel no tiene ningún interés nacional establecido real en lanzar un ataque preventivo en contra de Irán. De hecho, sería suicida para Israel.

Una cosa que sucedió el dia que Bibi llegó a Washington, que desestabilizó aún más su misión a favor de Londres, fue que un panel muy prominente de 12 científicos rusos y estadounidenses dieron a conocer un informe, en donde concluían que no iba a funcionar el escudo anticohetes propuesto por E.U. para Europa central. El informe concluye que a Irán le faltan por lo menos cinco años para lograr una bomba nuclear desplegable, lo que significa una bomba unida a un sistema de liberación que pudiera alcanzar objetivos en Europa. Este informe, apoyado por el exsecretario de la Defensa de Clinton, William Perry, se puso a disposición del Asesor sobre Seguridad Nacional de Obama, general James Jones, en vísperas de la reunión de Bibi con el Presidente. Esto socavó enormemente los esfuerzos de Bibi para sacarle concesiones al Presidente sobre la "amenaza inminente" de Irán, y la necesidad de coordinar acciones militares israeli-Estados Unidos en contra de Irán.

Ahora es de esperarse que las cosas se pongan realmente feas. Londres, enojado con Bibi, está furioso de que E.U. insista en mantener un curso de diplomacia con Teherán y se moverán ahora a hacer estallar todo en el Golfo Pérsico.

LaRouche dijo que la única solución es ponerse duros con Netanyahu y explícitamente denunciarlo por su agentría británica, y forzarlo a que cambie de batuta y empiece a recibir órdenes de Washington. La reina se puede ir al diablo.