Gobierno de Obama le ayuda a los buitres a apoderarse de BankUnited

24 de may de 2009

24 de mayo de 2009 (LPAC).— Los reguladores se apoderaron el jueves de BankUnited, el banco regional más grande del estado de Florida y se lo vendieron a un consorcio de firmas privadas buitres, en la quiebra bancaria más grande de este año. Esta quiebra es la segunda quiebra bancaria más costosa para la FDIC (la entidad federal que garantiza los depósitos bancarios), después de IndyMac Bancorp. Entre las firmas buitres que se apoderaron de BankUnited, se cuentan W.L. Ross & Company, la firma de inversiones encabezada por Wilbur Ross; Carlyle Group; Blackstone Group; Centerbridge Partners; la Organización LeFrak, Wellcome Trust, Greenaap Investments y East Rock Endowment Fund. Según el acuerdo, los compradores solo tienen que inyectarle $900 millones de dólares en capital nuevo al banco, mientras se apoderan de $12,700 millones de dólares en activos y $8,300 millones de dólares en depósitos; un acuerdo 'peladito y en la boca'. Además, la FDIC tambien acordó absorber $ 4.9 mil millones en pérdidas. Para los buitres, esto no tiene pierde.

Ell senador Jack Reed le escribió a los reguladores, incluyendo al Secretario del Tesoro Timothy Geithner, para expresar su preocupación por el hecho de que se permita a los fondos especulativos comprar bancos: "Estas actividades representan otro ejemplo de arbitraje regulatorio, particularmente peligroso, en donde las instituciones y firmas andan de tienda en tienda buscando una actividad potencialmente riesgosa hasta que encuentran a un regulador que la permita". Reed preside la Subcomisión Bancaria del Senado que supervisa las firmas que especulan con valores, como los fondos especulativos.

Con este acuerdo, en esencia el gobierno de Obama le paga a los fondos buitres para que vengan y se devoren los bancos autorizados por el gobierno federal como si fueran cadaveres en la carretera.

Lyndon LaRouche dijo que éste es otro indicio de que el gobierno de Obama está fuera de control y que el Presidente está sicótico. Anteriormente LaRouche había advertido que Obama tiene complejo de Nerón y no se refería precisamente a Nerón Wolfe, el detective de los cuentos. Como LaRouche dice, adivina quien estaba correcto y quien estaba equivocado.