"Rescates" Bernanke exige restricciones fiscales

4 de junio de 2009

4 de junio de 2009 (LPAC).— Algunas veces uno no sabe si reir o llorar. Eso ocurrió hoy cuando el presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, habló ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes y exhortó a la restricción fiscal. ¡Imagínense! Rescates Ben, cuya Fed ha gastado, prestado y garantizado billones de dólares a los bancos zombis para demorar que sufran las consecuencias inevitables de la estupidez financiera más monumental en la historia, realmente tiene la desvergüenza de aleccionar a otros sobre ¡responsabilidad fiscal! Absolutamente descarado.

"Serán necesarios ya sea recortes en los gastos o aumentos en los impuestos para estabilizar la situación fiscal", dijo Bernanke. "La Reserva Federal no monetizará la deuda".

¡Qué lástima que no piense lo mismo sobre los rescates!

Bernanke también puso en evidencia por completamente su propio alegato de que ya habían empezado a aparecer los "brotes verdes" de la recuperación. "La marcha de la contracción económica pudiera estarse desacelerando" y el mercado hipotecario "ha dado señales de haber tocado fondo" dijo, aunque las empresas "continuan reduciendo su fuerza de trabajo y sus inversiones de capital" y los gastos del consumidor, después de haberse hundido el año pasado, "han estado casi estancados desde el inicio del año". En otras palabras, la economía todavía sigue cayendo. Quizás, uno tiene que ser economista para ver el "crecimiento".

Bernanke citó mejoras en ciertos mercados financieros, pero admitió que estas mejoras eran realmente resultado del proceso de rescate. Los que no son economistas pudieran consideran que gastar billones para obtener miles de millones de dólares en la actividad de los mercados financieros pudiera considerse más bien como un desastre.

Después de billones de dólares que se arrojaron al pozo sin fondo del rescate financiero —que empezó Bush y continuó Obama— tenemos una economía que todavía sigue contrayendose —a una tasa acelerada, no una lenta- en tanto que millones de nuestros ciudadanos pierden sus empleos, sus servicios de salud, sus hogares y su futuro. En vez de escuchar el parloteo de Bernanke sobre restricciones, deberían arrestarlo y restringirlo a él, junto con el resto de la mafia de los rescates financieros. ¡Vaya desfachatez para mentir!