Baucus mantiene en la oscuridad a los miembros de la comisión y al Senado

19 de junio de 2009

19 de junio de 2009 (LPAC).— Se dice que el senador Max Baucus (Demócrata de Montana), presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, está tratando de mantener en la oscuridad a la mayor parte del Senado de Estados Unidos, entre ellos los miembros de su propia Comisión, sobre los pormenores y costos del proyecto de ley sobre política de "salud" que él tiene bajo consideración. El miercoles, Baucus anunció que le recortaría $600 mil millones de dólares a sus medidas, después de que la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) dijo que su política costaría $1.6 billones de dólares, en vez de $1 billón que se esperaba previamente.

Según el periódico The Hill, varios miembros de la propia Comisión de Finanzas de Baucus dijeron que ellos no habían visto el informe de la OPC, que Baucus dice va a usar para reducir, o eliminar, propuestas en la mesa de negociaciones.

Dado que Baucus ha estado en contacto regularmente con la OPC en las últimas semanas, The Hill informa que algunos observadores han cuestionado si el costo de $1.6 billones que resultó, fue realmente una sorpresa, y se especula que él mismo senador podría estar usando la cifra para justificar nuevos recortes.

El hecho es que, a menos de 45 días de la fecha en que el gobierno de Obama esperaba tener aprobada por ambas cámaras del Congreso su política nazi de salud, el principal promotor de una de las dos versiones del proyecto de ley en el senado no ha sido capaz de poner en claro su política, lo cual muestra qué tan desesperado está el gobierno por presentar un hecho consumado y minimizar de esta forma el debate.

La otra versión del proyecto de ley en el Senado, el proyecto de ley Kennedy-Dodd, se presentó ante la comisión sobre Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado. Ahí lo denunciaron el miércoles algunos miembros republicanos de la comisión, en las audiencias para aprobar las enmiendas propuestas al proyecto de ley, de 613 páginas. El senador John McCain (R-Ariz.) dijo: "Estas es la cantidad de enmiendas más increíble que haya visto yo en toda mi historia en el Senado de Estados Unidos y en el Congreso. Es una burla que tengamos que repasar toda esta pila de papeles aqui".