Pelosi y compañia impiden una nueva comisión Pecora

2 de julio de 2009

2 de julio de 2009 (LPAC).— Los dirigentes demócratas y republicanos del Congreso todavía no han nombrado ni a una sola persona para la Comisión de Investigación de la Crisis Financiera, el organismo bipartidista creado por el Congreso y que el presidente Obama convirtió en ley hace más de un mes. Se supone que la Comisión se lanzó para que investigara la crisis financiera siguiendo el espíritu de las famosas audiencias de mediados de los 1930, encabezadas por el fiscal Ferdinand Pecora. Estas famosas audiencias de investigación arrojaron luz sobre los verdaderos causantes de la crisis financiera y crearon las condiciones para realizar las grandes reformas financieras del Nuevo Trato.

Esta omisión le da más peso a las acusaciones, hechas por LPAC al momento en que se votó por esta comisión, de que el Congreso tenía la intención de sabotear una investigación cabal al estilo Pecora. Pelosi jugó un papel fundamental para matar la propuesta que había convirtido en proyecto de ley el congresista John Dingell, para crear una Comisión Pecora congresional, creando en su lugar un cuerpo "independiente". Tal y como está, no se tiene programado que la comisión dé a conocer ningún informe sino hasta fines de 2010.

Técnicamente, la comisión tendria una autoridad amplia para investigar todos los aspectos del sistema financiero, incluyendo prácticas contables, reguladores estatales y federales, política monetaria, compensaciones a los ejecutivos y derivados. La comisión puede citar a comparecer testimonios y documentos, con el acuerdo de por lo menos uno de los miembros republicanos designados. El panel puede también referir sus resultados a las agencias judiciales, tanto federales como estatales, para su posible enjuiciamiento.

Pero, con Pelosi y Reid, no está haciendo nada.