Partidarios de Obama defienden a Hitler y se oponen a la libertad de expresión

16 de julio de 2009

16 de julio de 2009 (LPAC).- Morrison & Foerster, una firma de abogados de California cuyos empleados hicieron contribuciones fuertes a la campaña presidencial de Barak Obama, quiere parar a los organizadores asociados con LaRouche PAC, para evitar que hagan campaña en contra de la política de salud nazi del Presidente, en los centros comerciales de Los Angeles. La firma presentó papeles legales ante la Corte Superior de Los Angeles, en donde se queja específicamente de que los afiches de LPAC y los materiales documentan que las políticas de salud de Obama son idénticas a aquellas adoptadas personalmente por Adolfo Hitler en 1939.

"Esta es una maniobra para violar los derechos civiles de los organizadores políticos en los Estados Unidos de América, en defensa de una política nazi", dijo un vocero de LaRouche PAC. "Este es exactamente la forma en que se comportaron los nazis en contra de aquellos que se resistieron a la política de Hitler de eliminar vidas que consideraron 'no valía la pena ser vividas'. Estos son los Estados Unidos de América en 2009, no es la Alemania nazi de 1939. Los serviles a Obama no van a evitar que LaRouche denuncie sus planes hitlerianos".