Los estados en quiebra, ya enfrentan déficits de nuevo

31 de julio de 2009

31 de julio de 2009 (LPAC).- Solo semanas después de que los estados se las vieron duras para equilibrar sus presupuestos para el nuevo año fiscal, que empezó el 1 de julio, hay por lo menos 10 estados que ya están proyectando nuevos déficits presupuestales por un total de más de $3 mil millones, según un estudio del Centro sobre Prioridades de Presupuesto y de Políticas, según informó el Wall Street Journal. Estos déficits son además de los $ 139.2 mil millones en déficits que los legisladores en todas partes del país, recortaron de sus respectivos presupuestos estatales antes de que se iniciara el año fiscal el 1 de julio. Esta cifra no incluye los $24 mil millones en déficit en California al que se le hizo frente con recortes en los gastos draconianos esta semana.

El estado de Georgia reporta este mes que los ingresos para junio se contrajeron 15.7% en comparación con junio de 2008. Para todo el año fiscal que concluye el 30 de junio, los ingresos se contrajeron en 10.5%. El gobernador Perdue dijo que el estado tiene que recortar $ 900 millones de su presupuesto actual de $ 18.6 mil millones. Ha ordenado recortes en el presupuesto y días de descanso sin paga para los trabajadores del estado. El gobernador también le está pidiendo a los distritos escolares locales que hagan que sus maestros tomen 3 días de asueto no pagado este año, que de otra manera se usaría para planificar.

En Colorado, los ingresos fiscales no son suficientes para cubrir los gastos generales presupuestados por más de $ 7 mil millones este año, así que el gobernador Ritter planea ordenar un recorte adicional por $400 millones para el mes próximo. La semana pasada, el gobernador anunció cuatro fechas en las que van a estar cerradas las oficinas del estado, empezando el 8 de septiembre, debido a que él y demás trabajadores tomarán días de asueto no pagados.

Un gran número de estados tampoco pudieron cumplir con su plazo de julio para tener listo el presupuesto. En Arizona, se anunció un plan para tratar de cubrir el déficit por $3.4 mil millones, financiado en parte mediante la venta, a inversionistas privados, edificios propiedad del estado —como prisiones, así como los edificios del Senado y la Cámara de Representantespara luego tomarlos en arriendo, para adquirirlos de nuevo en un plazo de 20 años. Este acuerdo desquiciado de venta y renta de nuevo podría reportarle al estado hasta $735 millones. En Pensilvania, los trabajadores estatales están a punto de salir de la nómina de pago parcial, si no se aprueba para el viernes el presupuesto.