Después de las bancarrotas "salva empleos" de Obama, GM y Chrysler aceleran sus despidos

5 de agosto de 2009

4 de agosto de 2009 (LPAC).- La General Motors (GM) dijo hoy que desde que el gobierno de Obama los sometió a una quiebra "rápida y exitosa", no ha podido deshacerse de sus trabajadores de la producción lo suficientemente rápido, con las ofertas de pagos únicos por retiros anticipados, así que va a tener que despedir a 7,500 más para fin de año.

Si se agregan los 6,000 que la compañía pudo comprar con los pagos únicos de junio a la fecha y los 3,000 empleados administrativos asalariados que han despedido, la GM ha logrado deshacerse de 16,500 trabajadores y cerrado 14 instalaciones en solo seis meses, después de la bancarrota de Obama. Chrysler, la otra "exitosa quiebra de la Casa Blanca" se habrá deshecho de 6,000. Para el 2010, ambas compañías ya tienen planes en firme para seguir con los despidos y con el cierre de 12 plantas más entre los dos.

Estas son las quiebras de las que se jactó "Nerón" Obama en una reunión ciudadana del 30 de julio, cuando dijo "salvamos cientos de miles de empleos".

En realidad, ni siquiera existen 100,000 empleos que salvar, ni siquiera si la Casa Blanca de Obama tuviera la intención de salvarlos. Para fines de este año, GM y Chrysler juntas solo emplearán a 65,000 trabajadores de producción restantes y los despidos van a continuar.