La moralidad del sistema: miles de millones en bonificaciones para los banqueros, nada para los alimentos

7 de agosto de 2009

5 de agosto de 2009 (LPAC).— Helga Zepp-LaRouche, candidata a canciller de Alemania y dirigente del Movimiento Solidaridad de Derechos Humanos (Bueso, por sus siglas en alemán), retó a la gente a nivel mundial el día de ayer, para que consideren las implicaciones del siguiente hecho simple:

"Los nueve bancos más grandes de los Estados Unidos recibieron $175,000 millones de dólares de dinero de los contribuyentes. De eso, !le dieron $34,000 millones de dólares en bonificaciones a los gerentes! Así que los contribuyentes estadounidenses pagaron $34 mil millones de dólares —no cualquier cosa- del dinero de la recaudación de impuestos para estos gerentes. Y luego uno contrasta eso con otra cifra, que dio a conocer el Programa de Alimentos Mundial de la ONU, que anunció que el número de personas que caen en la hambruna cada día, y que están en peligro de hambruna, ha subido muy por encima de los mil millones, ahora. Y toda la comunidad internacional de naciones, solo prometió —!prometió¡— $3,700 millones de dólares para estas mil millones de personas, cantidad de la cuál solo se han pagado $1,800 millones".

"Ahora, si uno lo piensa, yo creo que esta cifra por si sola deja claro, ¡que tan tremendamente quebrado, y que tan tremendamente degenerado esta este sistema! Treinta y cuatro mil millones de dólares para los gerentes de nueve bancos y mil ochocientos millones de dólares de parte de toda la comunidad internacional de naciones para mil millones de gente hambrienta".

"Cualquiera que defienda a este sistema es un imbécil, o peor. Así que creo que en verdad deberíamos de usar esto para decir que cualquiera que tenga el nervio para defender esta política no está lejos del fascismo".

"Este sistema se está desintegrando. Vean estas cifras, estos 34 mil millones en bonificaciones, frente a ni siquiera 2 mil millones para ayudar mil millones de gente hambrienta, y si piensas que hay algo malo con este sistema, entonces levanta tu trasero del sofá y organiza con nosotros, como si tu vida dependiera de ello, por así es".