Por motivo de puro oportunismo, los británicos pudieran asesinar al Presidente Obama

15 de agosto de 2009

13 de agosto de 2009 (LPAC).— "Me preocupa el temor de que los británicos, por sus propios motivos oportunistas, probablemente estén considerando organizar el asesinato del actual Presidente de los Estados Unidos", dijo hoy Lyndon LaRouche. "Después de todo, el es solo una pieza de póker en la mesa de juego histórico global, y ellos lo van a desaparecer si piensan que les conviene hacerlo en estos momentos. Tal vez le permitan padecer por un tiempo, acumular un poco mas de malestar a su alrededor, de manera que cuando verdaderamente se venga abajo tenga un mayor efecto".

LaRouche hizo notar la ineptitud de Obama para hacer frente a la creciente ola de protestas y de odio en contra del Congreso que como una revolución de masas se extiende en toda la nación. En la mente de la gente, ahora Obama se ve inseparablemente asociado al bigotito de Hitler; cortesía del proceso organizativo de LaRouche PAC, de costa a costa. Y Obama y sus asesores (como "EZ Kill" Emanuel, como le dicen ahora en inglés, con un juego de palabras con su nombre de pila que le da el significado de "matar fácil") no se pueden escapar de las acusaciones documentadas hechas por LaRouche de que ellos están promoviendo la política nazi de eutanasia. Cada vez más estadounidenses están llegando a una conclusión muy simple: Sea lo que sea, Obama no es un verdadero estadounidense.

"Es obvio que Obama se ha hecho cada vez de menos utilidad, o n acercándose a un punto de completa inutilidad, o utilidad negativa, para los británicos, que son en realidad quienes lo controlan", explicó LaRouche. "Así que, estén alerta de la reina, porque cuando ella se mueva para pellizcarle el trasero, es posible que le esté dando la despedida".

"Ciertamente, los británicos pudieran asesinar a este Presidente zángano. Está agotando su utilidad. Ellos van ha pensar en esos términos. Esa es la manera como ellos piensan, si a eso se le llama pensar".

"Fíjense en la mentalidad de quienes en Estados Unidos son cómplices de los sauditas del caso, como el embajador saudita en Washington, de fraguar el 11 de septiembre. Y miren todo el plan del 11 de septiembre y como se llevó a cabo, inclusive todavía hasta hoy, como un juego de guerra sicológica. Miren la cuestión sobre los casos de tortura, el hecho de que todavía hasta el mismo Presidente esta debatiendo sobre esto.

"Los británicos y sus aliados son capaces de crear todo tipo de accidentes y cosas horribles. Y a menos que podamos arreglar esto de manera política, poniendo al Presidente bajo control, y llevarlo vivo bajo control, vamos a tener un verdadero desbarajuste en nuestras manos.

"Porque lo van a asesinar, porque les gustará la confusión que esto crearía. Y esperarán que esta confusión acabe con los Estados Unidos, lo cual ha sido siempre la ambición de los británicos: deshacerse de los Estados Unidos. Esa es su intención: solo los burros estúpidos no saben eso. Así que, ellos van a hacer cualquier cosa que desacredite y ayude a destruir a los Estados Unidos en este momento, incluso asesinar al Presidente. ¡Y lo harían! De allí es de donde proviene el peligro que corre su vida, de los británicos".

LaRouche concluyó destacando de nuevo el complejo de Nerón que incapacita a Obama. "Es una copia de Nerón en realidad. Se piensa en Nerón como si fuese un gran hombre en la historia, pero en realidad solo fue un pedazcito de basura, que ocupaba una posición encumbrada. Es lo mismo con Obama: un pedacito de basura que ocupa una posición encumbrada. Y su ego está en proporción a esa desproporción".