La Casa Blanca se esconde; senadores dicen que Obama no tienen los votos suficientes para aprobar la reforma

20 de agosto de 2009

20 de agosto de 2009 (LPAC).— La Casa Blanca y Nancy "María Antonieta" Pelosi se escondieron de las cámaras el domingo pasado, mientras que por más de cuatro horas los programas dominicales de entrevistas abordaron nada más que el tema de la atención médica y demostraron que la política nazi de salud de Obama se esta volviendo cada vez más odiada. Los programas de entrevistas de la televisión, desde Fox Sunday hasta This Week de la ABC, hasta Meet the Press, fueron puros pleitos que revelaron que no hay votos para aprobar un plan de salud en el Senado o en la Cámara. Entre las principales revelaciones que indican que Obama está condenado están:

(1) La opción pública "no es esencial", según Sibelius, Secretario de Salud y Servicios Humanos.

(2) "No hay votos suficientes en el Senado de los EU para la opción pública. Nunca los ha habido", y que el Presidente siga procurándolo es "un esfuerzo desperdiciado", dijo el senador Kent Conrad (D-ND), miembro de la bipartidista "Banda de los Seis" negociadores en el Comité de Finanzas del Senado.

(3) El acuerdo prometido por el senador Max Baucus para el 15 de septiembre, para que el Comité de Finanzas del Senado produzca algún proyecto de ley, no existe. En se lugar, "el Comité estará listo, cuando estemos listos", dependiendo de las respuestas la Oficina de Presupuesto del Congreso, según el senador Kent Conrad.

(4) No se incluirá ninguna "asesoría obligatoria para el término de la vida" en ningún anteproyecto de ley que se apruebe, de acuerdo al senador Conrad; y el Secretario Sibelius hizo un anuncio similar en el sentido de que la asesoría para el término de la vida "probablemente ya está fuera de discusión", debido a la "terrible" oposición.

(5) El comité de burócratas que se formaría para decidir sobre el tratamiento médico a recibir —en lugar de la opinión de los médicos y los pacientes— denominado IMAC (por sus siglas en inglés), así como su modelo británico NICE, son objetivos importantes de los republicanos que se oponen a los planes existentes, pero los moderadores de TV interrumpieron a los senadores cuando mencionaron los nombres de estas instituciones. Los moderadores solamente quisieron usar el término de "paneles de la muerte".

De manera específica, el senador Tom Coburn (R-OK) atacó la idea de la asesoría para el término de la vida como algo intolerable, y se refirió al NICE británico como el modelo para el "racionamiento" y recorte de los servicios médicos, motivo por lo cual recientemente le dijo a los periodistas que el "plan de salud de los demócratas matará a estadounidenses". Cuando el moderador le cuestionó "¿es esa una manera razonable de hablar?", Coburn respondió "absolutamente... veamos el sistema de NICE". Eso llevo a que el compañero invitado, Tom Daschle, lo interrumpiera como loco.

El senador Shelby acusó repetidamente a la Casa Blanca de defender el racionamiento; se mostró un video del senador Chuck Grassley (R-Iowa), otro miembro de la "Pandilla de los Seis" bipartidista que negocia el anteproyecto de ley del Senado —el ha tenido en varias reuniones municipales en Iowa— en donde aparece diciendo que "no debe haber asesoría para el término de la vida... no debe haber un programa de gobierno que determina cuando vamos a desconectar a la abuela". Y el senador Orin Hatch, quién ha copatrocinado anteproyectos de ley sobre la salud con Kennedy, Waxman y Dodd, dijo que el no negociará con la Casa Blanca hasta que la "opción pública" sea removida por completo, y atacó al IMAC por nombre, haciendo notar de manera directa que este consejo de racionamiento sería designado directamente por el Presidente.

Cada vez más gente dice que el plan de salud está condenado. A.B. Stoddard de The Hill reportó que en una conversación con un importante demócrata conservador, le reveló que no van a poder aprobar un anteproyecto de ley en la Cámara, porque el apoyo de los demócratas conservadores se está desbaratando. Las encuestas muestran que la oposición a la reforma a la atención médica es de 7 por ciento por encima del apoyo; el senador Shelby dijo que la protestas en las reuniones municipales tienen un efecto importante en como va a votar el Congreso.