Obama dijo a la Conferencia de Soros sobre "Religión" que Medicare/Medicaid son la causa del déficit

20 de agosto de 2009

20 de agosto de 2009 (LPAC).— El presidente Obama habló en una conferencia telefónica organizada por grupos políticos con motivos religiosos patrocinados por george Soros.

Obama habló sin emoción como por 5 minutos sin aceptar preguntas. Alegó que "el mayor causante de nuestro déficit y de nuestra deuda es lo que gasta el Gobierno en Medicare y en Medicaid" [respectivamente, los servicios asistenciales del gobierno para mayores de 65 años y para pobres e indigentes]. Reiteró la mentira audaz, de que la gente está hablando sobre "páneles de la muerte" que no existen, y que esta noción viene de la cláusula del proyecto de ley de la Casa de Representantes que propone asesoría para el término de la vida, pero no mencionó el verdadero consejo de la muerte que él, oficialmente, ha exigido que se incluya en la reforma de la legislación, como dice la carta que le enviara el 17 de julio Peter Orzag a Nancy pelosi.

Melody Barnes, vocero de la Casa Blanca sobre Política Nacional precedió a Obama en la llamada telefónica, con una presentación mas larga, que hizo que los oyentes se retorcieran mientras duró su presentación en la que dijo que "EN ESTE MOMENTO el Presidente cree que la opción pública es la mejor opción. El está abierto a escuchar otras opciones".

El carácter extravagante, políticamente superficial de este evento da un indicio de como se está desmoronando el apoyo popular de Obama.

La conferencia por teléfono fue organizada por PICO National Network, la cual recibió este año un donativo de $600,000 dólares, del Instituto Sociedad Abierta de Soros. PICO fue fundado en 1972 por John Baumann, un cura jesuita que fue entrenado en la organización comunitaria de Saul Alinsky, en los 1960 en Chicago. Más luego fue remodelada según COPS, un proyecto de la Industrial Areas Foundation de Alinsky, en San Antonio, Texas.

El Instituto Sociedad Abierta describe a PICO como "una red de organizaciones comunitarias con base en congregaciones religiosas, que trae las voces de los fieles y de los líderes religiosos al debate público de las prioridades nacionales", y menciona otros financiamientos de Soros aparte del donativo principal.

Los otros tres grupos que patrocinaron la llamada son:

Sojourners (recibió $100,000 dólares de Soros en 2007); Catholics in Alliance for the Common Good (recibió $300,000 dólares de Soros en 2007); Faith in Public Life (FPL), un proyecto del Center for American Progress de Soros; y una organización inferior da la FPL llamada Faithful America.

Esta "coalición" de chusma patrocinó la llamada que duro 40 minutos, con el testimonio muy poco ensayado de varios clérigos, y con llamados frecuentes a los escuchas presentes para que dieran dinero e hicieran llamadas de apoyo a la reforma de Obama.