Helga Zepp-LaRouche propone una recuperación dirigida por el programa espacial

28 de agosto de 2009

27 de agosto de 2009 (LPAC).— El cambio radical de pensamiento que se necesita hoy, dijo Helga Zepp LaRouche al concluir su videoconferencia del 21 de agosto, se expresa en la visión del gran científico alemán Kraft Ehricke (1917-1984), quien desarrolló lo que el llamó el "imperativo extraterrestre’’. Para Ehricke, dijo ella, el "imperativo extraterrestre’’ era una expansión natural del proceso evolutivo de la Biosfera misma, en el cual se superan los límites físicos existentes, así como los supuestos recursos limitados y las escaseces.

"Si queremos sacar a la humanidad de su manera de pensar lineal y monetarista, no existe mejor manera que con un viaje tripulado al espacio, porque inspira al espíritu y a la imaginación’’, dijo Zepp-LaRouche. "Este programa hubiera avanzado si el Presidente Kennedy no hubiese sido asesinado, y hoy el planeta sería un lugar totalmente diferente si hubiéramos continuado con su programa. Hace tiempo hubiéramos solucionado todos los problemas en La Tierra, porque los logros a través de esta investigación fundamental hubieran sido enormes. De tal manera que por cada céntimo que se invirtió en el programa espacial de Estados Unidos hubo una ganancia de 14 centavos en la economía civil. Por lo tanto no se trató de una extravagancia, sino al contrario, a través del estímulo de estas nuevas tecnologías revolucionarias la productividad en todos los sectores se incrementaría enormemente’’.

Zepp-LaRouche presentó luego el plan de Ehricke para la construcción de una ciudad en la Luna, que se convertiría en la plataforma de lanzamiento y la base de abastecimiento para la exploración de Marte y mas allá. Sin embargo, para lograr esto, tenemos que desarrollar el transporte impulsados por energía nuclear, de manera que el viaje a Marte tome, no 200 días, como sucedería con las tecnologías actuales, sino solo cinco días. Esto implica que hay que desarrollar la energía de fusión, y la economía de isótopos, lo cual, naturalmente, contradice la idea de la limitación de los recursos y la escasez, que se vende en los mercados financieros.

"Este imperativo extraterrestre es el siguiente paso indispensable en la maduración de la humanidad’’, dijo Helga. "De eso yo estoy absolutamente convencida. Y como me dijo Kraft Ehricke, poco antes de su muerte: 'El problema no es la tecnología. El problema es que el hombre no ha evolucionado adecuadamente’.’’

Ehricke planteó tres leyes fundamentales de la aeronáutica, que se aplican a la totalidad de la naturaleza del hombre:

1. Nadie ni nada bajo las leyes naturales de este universo impone ninguna limitación al hombre, sino el hombre mismo.

2. No solo la Tierra, sino todo el Sistema Solar, y tanto como pueda alcanzar del universo bajo las leyes de la naturaleza, constituye el dominio legítimo de la actividad del hombre.

3. Al extenderse por el universo, el hombre cumple con su destino en tanto elemento de vida, dotado del poder de la razón y el conocimiento de la ley moral dentro de sí mismo.

Zepp-LaRouche concluyó entonces:

"Por consiguiente, en esta, la crisis mas grande de la historia de la humanidad, yo creo que no podemos salir de la crisis con algún tipo de solución pragmática de corta duración, sino que debemos —en la tradición de Nicolás de Cusa, Kepler, Leibniz, y otros grandes humanistas de la historia intelectual de Europa— debemos movilizarnos con los ideales más altos. Y solo así podemos lograr la fortaleza para estar listos para enfrentar la situación actual, y para abrir una época positiva de la historia’’.

NIKE AIR HUARACHE