Informe bancario de la FDIC: un desastre escondiendo otro desastre

28 de agosto de 2009

28 de agosto de 2009 (LPAC).- La entidad estatal responsable de asegurar los depósitos bancarios, la FDIC (por sus siglas en inglés) dio hoy a conocer su informe bancario para el segundo trimestre, y todas las noticias son malas. Los bancos reportan pérdidas por $3,700 millones de dólares, lo que aumenta la cantidad perdida en los últimos siete trimestres a $10,000 millones. Por 13avo trimestre consecutivo se elevó el nivel de préstamos y arrendamientos vencidos al nivel más alto de los últimos 26 años. Aunque los bancos están apartando cantidades récord de dinero como reservas en contra de pérdidas, los aumentos en las reservas no han podido mantenerle el paso a los aumentos en los préstamos malos; los reconocidos oficialmente. En la medida en que aumentan los bancos oficialmente en "problemas", el aumento en el número de bancos que quiebran está vaciando el fondo de depósitos asegurados, que ya bajó hasta los $10,000 millones, o sea que solo quedan 22 centavos por cada $100 en depósitos asegurados. Encima de todo esto, como parte de la operación de rescate, la FDIC incurrió en un billón de dólares de perdidas potenciales adicionales.

Por donde quiera que se le mire, el cuadro que presentan estos números es desastroso, reflejando los efectos que está teniendo sobre el sistema bancario de la nación, el desplome de los mercados financieros y la caída acelerada en la economía física. Sin embargo, la realidad del desplome es peor que lo que indican las estadísticas de la FDIC, porque los bancos están reportando sistemáticamente menos de lo que es el verdadero nivel de sus pérdidas. Esto es cierto con bancos a todos los niveles, pero es especialmente crítico en los bancos muy grandes. Los tres principales bancos comerciales, JP Morgan Bank, Bank of America y Citibank, en conjunto representan cerca de una tercera parte del total de los activos en el sistema bancario de E.U. Los cinco más grandes representan el 40%, los diez primeros casi la mitad y los 100 más importantes representan tres cuartas parte de los activos, lo que deja a más de 8,000 bancos y cajas de ahorro con un 25% en conjunto. Dado que los bancos más grandes están irremediablemente en quiebra y funcionando solo porque los mantiene con vida el gobierno federal, el cuadro que presenta la FDIC, con lo mal que está, no es más que un cuento color de rosa comparado con la realidad