El Tesorero de Obama tranquiliza a los estadounidenses: esperen millones de embargos hipotecarios más

10 de septiembre de 2009

10 de septiembre de 2009 (LPAC).- El subsecretario del Tesoro Michael Barr desacreditó aún más a su agencia y a la Casa Blanca de Obama durante su testimonio hoy en el Congreso, al hacer la siguiente aseveración sobre el Programa de Modificación de Vivienda Asequible (HAMP por siglas en inglés): "Aunque HAMP fuera un éxito completo, de todas maneras debemos esperar millones más de embargos hipotecarios".

¿Entonces para qué le estamos pagando dinero de los impuestos a HAMP, señor Barr? El presidente Obama nos dijo el 17 de febrero, cuando lo presentó, que "evitaría millones de embargos hipotecarios". Barr testificó hoy que han realizado "modificaciones en los juicios" (algunos de los cuales podrían evitar los embargos hipotecarios) en solo 360,000 hipotecas en seis meses -marzo a agosto. Sucede que éste es el mismo número de viviendas que cayeron en embargo hipotecario solo en el mes de julio, y aproximadamente es lo mismo cada uno de estos seis meses.

El cuento de la Presidencia de Obama.

Hasta el congresista "Barney Rescates" Frank, al presidir las audiencias en las que testificó Barr, se tuvo que pronunciar "decepcionado ante la marcha de este programa". Barr pudo responder que HAMP era "mucho más exitoso" que los anteriores programas demócratas en el Congreso para mitigar los embargos —aquellos aprobados por Frank.

El cuento del fraude Barney Frank

A las tasas actuales los 1.5 millones de hogares estadounidenses perdidos, por embargos hipotecarios este año, será mayor que el número total de viviendas compradas —casas nuevas y ya existentes— en un 70%. Los propietarios de vivienda, que en el 2007 era casi un 71% de los hogares estadounidenses, se hundirán a un 67%.

La propuesta de Lyndon LaRouche, la Ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda, de 2007, bloqueada por Barney Fran y el senador Chris Dodd, hubiera evitado esto y el desplome masivo del crédito, bancos y empleos desatados por la desintegración hipotecaria.

Fitch Ratings Service publicó un informe el 8 de septiembre que los periódicos titularon "Se Cierne otra Ola de Embargos Hipotecarios". Fitch informa que 350,000 de las llamadas hipotecas con "opciones de tasa ajustable" se volverán en contra de las familias que pidieron préstamos en el 2010 y 2011, disparándose hasta las nubes los requerimientos de pagos mensuales.

Esta ola estallará encima del Tsunami ya existente, que excede más de 4 millones de hogares sometidos a los procedimientos de embargo en el 2009, dos años después de que el Congreso rechazó las medidas propuestas por LaRouche para parar los embargos hipotecarios, y someter a los bancos afectados a una reorganización por quiebra. Todo lo que se ha hecho desde entonces ha sido incompetente, o como el gobierno de Obama, algo peor.