Se acerca la crisis de mediados de octubre, y la FDIC necesita urgente $45 mil millones más por quiebras bancarias

1 de octubre de 2009

30 de septiembre de 2009 (LPAC).— En los próximos tres meses, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) enfrentará unas 100 quiebras bancarias más en Estados Unidos, por lo cual le exigió, al mismo sector bancario en donde se están produciendo esas quiebras, $45 mil millones de dólares, más o menos en efectivo, como seguro en contra de estas quiebras.

La FDIC dice que sus fondos para asegurar depósitos de bancos en quiebra se van a agotar para fines de año; elevó su cálculo sobre los costos de estas quiebras a $100 mil millones de dólares (de $70 mil millones que estimaba antes) de los cuales $50 mil millones corresponden al próximo trimestre.

La presidenta Sheila Bair y la junta directiva de la FDIC, en su reunión trimestral, adoptaron una 'Notificación de Normativa Propuesta para hacer que los bancos paguen por adelantado el cuarto trimestre de sus avalúos trimestrales sobre riesgos calculados, y los correspondientes para todo 2011 y 2012, de inmediato; además, aumentar esas cuotas para el 2011 y 2012 en 0.03%. La disposición se aplaza por 30 días para comentarios públicos.

Bair dijo que "esta propuesta es un voto de confianza por la adaptabilidad de la industria bancaria... La industria bancaria tiene una liquidez sustancial" que ella calculó en $1.3 billones de reservas en exceso. Es de destacarse que al menos, casi dos terceras partes de éstas son depósitos produciendo intereses en la Reserva Federal, lo que le quita préstamos a la economía de EU.

La FDIC reconoce que su fondo de seguros va a estar en números rojos ya para mañana, fin del tercer trimestre. Se dice que ha apartado reservas ante pérdidas bancarias por $22 a $24 mil millones de dólares, y Bair sigue afirmando públicamente que la FDIC tiene "suficiente efectivo" ante quiebras bancarias. Pero esto obviamente se va a evaporar rápidamente. Hasta el cálculo del equipo de la FDIC es que para principios del 2010 ya no le va a quedar nada de este efectivo. Si se aceleran aún más las quiebras bancarias en el crac actual de los valores y derivados de los bienes y raíces comerciales, por ejemplo, esto haría estallar las reservas mucho antes.