La Casa Blanca fuertemente golpeada por las inmensas e inesperadas pérdidas de empleo

6 de octubre de 2009

3 de octubre de 2009 (LPAC).— El informe "inesperado" de un muy mal mes de septiembre en pérdidas de empleos dado a conocer hoy por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS por siglas en inglés) ha sacudido a los dirigente demócratas en el Congreso y golpeado en seco a la Casa Blanca. No solo se informa que supuestamente la economía perdió 263,000 más puestos de trabajo en el mes,- después de que los "economistas" de Wall Street habían predicho una pérdida de 180,000-; sino que además, el propio manipuleo sistemático de la BLS sobre las pérdidas de empleo de los meses anteriores en este año, se tuvo que poner al descubierto ahora y es muy grande - se perdieron 824,000 puestos de trabajo más de los que había informado anteriormente la BLS, lo que elevó la cifra total "oficial" de pérdidas de empleo, desde que Barack Obama tomó posesión, a cerca de 5 millones.

La secretaria del Trabajo Hilda Solís fue sometida constantemente a cuestionamientos sobre el proyecto de ley de "estímulo" en entrevista con CNBC-TV esta mañana, y finalmente soltó abruptamente, "Estamos haciendo todo lo posible por que haya crecimiento en el empleo. No podemos hacer más". El alegato no es creíble, como destacó el entrevistador. El vicepresidente Joe Biden admitió implícitamente el fracaso del "estímulo" en crear empleos, cuando dijo en la Casa Blanca, "las malas noticias de hoy no hacen cambiar mi confianza en el hecho de que nos vamos a recuperar, vamos a generar empleos".

Después en una audiencia de la comisión Económica Conjunta en el Congreso, el dirigente de la Junta de Congresistas Afroamericanos y congresista demócrata Elijah Cummings se encontró con que estaba desafiando la ley de "estímulo" de Obama. Cummings, se quejó ante el dirigente de la BLS Keith Hall (que apenas si respondió), "¿Cómo es que el empleo en la construcción puede estarse reduciendo en 66,000 por mes durante todo el año, con el estímulo? ¿Porqué se están reduciendo los salarios? ¿Por qué está fallando el empleo del gobierno?". Un perplejo Cummings notó que el Consejo de Asesores Económicos Presidenciales (CEA por siglas en inglés) acaba de alegar que se crearon 800,000 empleos este año debido al "estímulo", y abiertamente le preguntó a Hall: "¿Ve alguna señal de esto en absoluto?".

La senadora demócrata Amy Klobuchar de Minnesota se quejó ante el desafortunado Hall que estados como el suyo, con un desempleo oficial del 8% o menor, no estaban recibiendo ninguna ayuda de seguro de desempleo federal, aunque hay ciudades en el estado que tienen tasas de desempleo mucho más altas. El congresista republicano Kevin Brady dijo, "¡Christina Romer [dirigente del CEA de Obama] se sentó aquí mismo en febrero y dijo que los aumentos de empleos por el estímulo serían mayores en la construcción y las manufacturas! ¿Qué sucedió?

El informe sobre empleos para septiembre son malas noticias económicas en todos los renglones, y muestran también que las empresas -muchas de ellas golpeadas por una nueva contracción en el crédito bancario, intensificado- están volviendo a recurrir a los despidos para reducir los cotos fijos en sus libros al final del año fiscal. Según las subestimadas cifras oficiales, la cifra combinada de estadounidenses que están, ya sea completa y oficialmente desempleados, que se han visto forzados a trabajar medio tiempo, o que se salieron de la fuerza laboral en los últimos 21 meses, ha alcanzado los 32 millones, o más del 20%. Los que dejan de buscar empleo desalentados hicieron que la fuerza laboral se contrajera en alguna cifra entre los 600,000 y 800,000; los salarios semanales promedio cayeron de nuevo y la semana laboral promedio cayó a un baja record de 33 horas. Los estados recortaron 10,000 empleos, las ciudades recortaron 37,000, en la medida en que el reventón presupuestal empeora en todo el país. Las manufacturas recortaron 51,000 empleos; las compañías de construcción, 64,000. El número de estadounidenses oficialmente desempleados por más de 6 meses brincó 8%, a 5,4 millones.

Y la enorme "revisión a la baja" para el año —otros 824,000 puestos de trabajo menos— pone de manifiesto el hecho de que la BLS ha estado usando los dudosos "ajustes estacionales" y las medidas de "creación virtual de empleo" para enmascarar qué tan mal es el desplome en el empleo en el gobierno de Obama.