Obama a los doctores: O aceptan proyecto de ley asesino o una reducción salarial del 21%

21 de octubre de 2009

21 de octubre de 2009 (LPAC).— El gobierno de Obama está chantajeando a los médicos a nivel nacional, diciéndoles que tienen que apoyar su reforma al sistema de salud -en particular, las disposiciones sobre el IMAC (el panel de burócratas que decidiría que tratamiento se aplica, según la mentada "eficiencia del costo") y los castigos a los doctores que otorguen los mayores cuidados, a lo que se oponen la mayoría de los doctores— o el Congreso impondrá un recorte del 21% en los pagos que hace Medicare [el servicio de asistencia medica del gobierno a las personas de la tercera edad] a los doctores, lo que se elevaría hasta el 40% para el 2016. Una ley de 1997 ordena recortes en los pagos de Medicare para los doctores, pero el Congreso los ha venido posponiendo año tras año. Este año, el dirigente de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, está amenazando con imponer los recortes si los doctores se niegan a unirse a las matanzas de Obama.

Según el periódico The Hill, la semana pasada hubo una reunión de casi una docena de agrupaciones de doctores con el grupo más allegado de los abogados del proyecto de salud nazi en el gobierno y el Congreso: Reid, Max Baucus, el senador Chris Dodd, Rahm Emanuel, Peter Orszag y Nancy-Ann DeParle. Reid dejó en claro que él esperaba que los doctores apoyaran el proyecto de ley de salud más amplio, o él no va a hacer nada sobre el proyecto de ley para posponer los recortes en los pagos a los doctores.

Reid también le pidió a los doctores que aligeren sus demandas de reforma a la práctica sobre negligencia médica en el próximo debate sobre servicios de salud.