La Mancomunidad de la Reina se expande, aunque ella se encoge

1 de diciembre de 2009

1 de diciembre del 2009.— "Lo que en verdad destacó de la recién concluida Reunión de Jefes de Gobierno de la Mancomunidad fue la admisión de Ruanda", dijo a EIR una fuente de la City de Londres el lunes. "Ruanda y Mozambique, que se unieron hace unos 15 años, nunca fueron parte del viejo Imperio Británico, que fue la base ostensible para la Mancomunidad cuando se formó hace 60 años".

La Mancomunidad, de la cual la reina es la cabeza oficial, ciertamente anda buscando ampliar su papel en los asuntos mundiales, dijo la fuente. La idea es crear otra Organización de las Naciones Unidas más pequeña, pero un organismo en el que puedan poner políticas a prueba en una atmósfera "menos agitada" que la de la ONU, dijo la fuente. Esto tiene su influencia sobre muchos países en África y la India, donde todavía hay muchas influencias del Rajá británico, y no es un miembro de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Uno de los motivos por los cuales se incluyó a Ruanda y a Mozambique, dijo la fuente, es que se ubican en las rutas del transporte de materias primas estratégicas desde el Congo. Mozambique fue una colonia portuguesa y Ruanda una colonia alemana hasta la Primera Guerra Mundial, cuando se la apoderaron los belgas. Pero ahora, dado que estos países se encuentran en la ruta del transporte de minerales claves, son más que bienvenidas en la Nueva Mancomunidad. Uno de los minerales más importantes que se transporta ahora es el tantalio congolés, o coltrán, una mezcla de dos minerales esencial en la fabricación de capacitadores para teléfonos celulares y computadoras portátiles.