India y Rusia amplían la cooperación en la región Asia-Pacífico, incluyendo el desarrollo de recursos siberianos.

10 de diciembre de 2009

9 de diciembre del 2009 (LPAC).— India y Rusia recalcaron las relaciones estratégicas, especialmente "en la región Asia Pacífico", en la declaración conjunta firmada el 8 de diciembre en Moscú por el presidente ruso Dmitry Medvedev y el primer ministro indio Manmohan Singh, presente en Moscú para la cumbre anual de ambas naciones del 6 al 8 de diciembre.

Además de su acuerdo sin precedentes para el desarrollo de la energía nuclear civil, en "un acontecimiento inesperado, el contacto intenso en la capital rusa del primer ministro Manmohan Singh con el presidente Dmitry Medvedev y el primer ministro Vladimir Putin, condujo a entendimientos del carácter inmediato y de largo plazo al acceso de los vastos recursos rusos en la Siberia oriental y el lejano oriente ruso", publicó hoy The Hindu. El foco inmediato es en el desarrollo del petróleo y el gas. Ambas partes ampliarán también la cooperación en el desarrollo de infraestructura y en las tecnologías y nanotecnología médica avanzada, áreas que Medvedev consideró claves para que Rusia rompa su dependencia primitiva sobre las exportaciones de petróleo y otras.

Las partes señalan la "eficacia creciente de la cooperación multilateral en la región del Pacífico asiático en el siglo 21", manifiesta la declaración conjunta. Ambas partes manifiestan su beneplácito la interacción intensificada de la discusión trilateral entre Rusia, India y China, así como la del grupo BRIC, que incluye a Brasil. Más importante todavía es que Rusia propuso la membresía plena de India en la Organización para la Cooperación de Shangai (OCS), y que India recibió con satisfacción su propia participación ampliada con otros Estados observadores de la OCS, en esa organización. La OCS, señalan, "representan una basta masa territorial rica en diversidad cultural, creatividad y recursos".

"Esto está partiendo a la Mancomunidad [Británica]", respondió hoy Lyndon LaRouche.

Rusia también propuso la membresía india en la APEC, la Reunión Asia-Europa (ASEM), y para que India se vuelva miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

También fueron claros en la importancia del Estado nacional. La declaración establece que no importa qué "accionistas" u otras organizaciones internacionales haya lanzado la globalización, "un Estado moderno es el principal instrumento para reconciliar el interés público con asegurar los derechos, las libertades y los intereses de los ciudadanos individuales, y continua siendo el bloque constructor básico de las relaciones internacionales, en medio de los cambios radicales en el mundo". Medvedev y Singh trazaron la relación entre ambas naciones hasta 1947, después de que India deviniera una república y afirmaron que "una respuesta efectiva a los retos regionales y globales en las demandas futuras de que India y Rusia intensifiquen su asociación estratégica".

Las dos naciones ampliarán su cooperación contra el terrorismo y de manera específica contra la "infraestructura de narcóticos ilegales en Afganistán". También denunciaron como poco productivo "el hacer distinciones falsas entre el Talibán 'bueno' y el 'malo' ".

El secretario del Exterior indio Nirupama Rao declaró a la prensa en su vuelo de regreso a Nueva Delhi que la visita había sido "muy exitosa y muy, pero muy productiva por donde se le vea" y destacó el acuerdo nuclear civil y tres pactos de defensa clave. Las discusiones de Singh con los líderes rusos abarcaron el "cambio climático, [y] las relaciones con India, Pakistán y China, dijo. La declaración conjunta demanda el "éxito" en Copenhague pero "manteniendo presente el principio de las responsabilidades comunes pero diferentes y las capacidades respectivas de los Estados", que la política de India comparte con China y otras naciones en desarrollo.

La prensa rusa elogió con entusiasmo la visita de Singh. Nezavisimaya Gazeta publicó que el acuerdo nuclear entre Rusia e India "no contiene limitaciones tales como uno similar con los Estados Unidos. De hecho, mantiene la posibilidad potencial de que Rusia se convierta en el abastecedor más importante de combustible para las plantas nucleares indias". Si bien todavía no se dan a conocer los detalles del acuerdo y la parte india no lo ha confirmado, Sergey Kiriyenko, jefe de Rosatom, la corporación nuclear del Estado, declaró al diario Vedomosti que "Rusia podría construir hasta 20 reactores para las plantas de energía nuclear . No se trata sólo de miles de millones, sino de decenas de miles de millones de dólares". Vodomosti agrega que "India se convirtiendo en el socio extranjero más grande de Rosatom".

Dmitry Orlov, director general de la Agencia de Comunicaciones Política y Económicas, declaró a la agencia noticiosa de Internet actualcomment.ru, que el acuerdo "funcionará para el desarrollo de tecnologías rusas. Los acuerdos con India en la esfera nuclear civil demuestran que nuestras tecnologías han encontrado un mercado en el exterior. Este interés estimula el desarrollo científico en el país y genera ganancia concreta para el presupuesto federal".

Air Force 1 Sage Low