Este es el movimiento por el patriotismo

6 de enero de 2010

4 de enero de 2010 (LPAC).-- En una discusión sobre los acontecimientos del espectro político en los Estados Unidos, Lyndon LaRouche dijo este domingo 3 que estamos organizando y liderando "el movimiento por el patriotismo" en contra del enemigo, el Imperio Británico.

No se trata de una huelga de masas "partidista", donde los simpatizantes de un partido se ponen en contra del congreso y la presidencia del otro. El partido republicano no está funcionando, dijo LaRouche. El partido demócrata esta en proceso de desintegración. Los votantes autodenominados "independientes", aunque numeroso, no han sido, ni son un movimiento y no están formando un tercer partido. Esto no es un asunto de partidos.

Estamos organizando y liderando a un movimiento de huelga de masas que se "siente a su manera, sin perspectiva clara por ahora", en la dirección del verdadero patriotismo por lo que los Estados Unidos ha representado constitucionalmente, en contra del Imperio Británico. Los informes indican que en todo el espectro político, diferentes agrupaciones se identifican por tener los mismos enemigos y buscan una acción común para derrotarlos. Enemigos como Larry Summers, Geithner, Bernanke, el presidente Obama --que viene a ser visto por muchos, casi como un enemigo extranjero-- y el Congreso --que llega a ser considerado como como un sitio lleno de traidores criollos a la Constitución y al bienestar general.

Si los activistas y los lideres de este movimiento no identifican inmediatamente al controlador, al enemigo imperial británico y sus métodos de acción, responden inmediatamente cuando el Comité de Acción Política de LaRouche lo señala. Y responden con la fuerza intensificada de la huelga de masas.

Durante este receso, no verás muchos congresistas que se atrevan a hacer reuniones de cabildo abierto, y Nancy Pelosi decidió este fin de semana llamarlos de regreso a período de sesiones, una semana antes, sólo para asegurarse de que no lo hagan.

Ahora debemos tomar el potencial para crear un amplio frente patriótico contra el imperio británico y su mascota, el gobierno de Obama, y en apoyo del acuerdo de las cuatro potencias y el plan LaRouche.