Las universidades británicas son centros de reclutamiento del terrorismo musulmán

6 de enero de 2010

3 de enero de 2010 (LPAC).-- Ruth Dudley Edwards documenta en en el Daily Telegraph del 2 de enero que las universidades de Londres son caldo de cultivo para el terrorismo musulmán.

Umar Farouk Adulmutallab, a quien se le impidió hacer explotar un avión de la aerolinea Northwest que volaba el 25 de diciembre sobre Detroit, había sido estudiante en la University College London. Provost Malcolm Grant dijo al Telegraph que Abdulmuttallab "nunca dio ninguna causa de preocupación a sus profesores", y dado que los estudiantes son admitidos según sus méritos, no puede haber veto "de sus antecedentes políticos, raciales, religiosos o de creencias." Por lo tanto, la universidad nunca cuestionó su adopción de vestimenta islámica o el radicalismo de la "Semana de la Guerra al Terror" que organizó como presidente de la sociedad musulmana.

Las universidades de Londres han tenido muchas advertencias. Sheikh Musa Admani, un imán de la London Metropolitan University, suplicó a la Oficina del Interior británica y a los funcionarios académicos que supervisarán y controlaran las sociedades islámicas. En lugar de eso, las universidades de todo Londres proporcionaron "salas de oración" musulmanas, que fueron tomadas por extremistas que cambiaron las cerraduras; exhibieron películas de propaganda pesada sobre el sufrimiento de los musulmanes a manos de los judios, los estadounidenses y los británicos, y llevaron conferencistas que instaban a los estudiantes a sacrificar sus vidas por el islam.

Hace cuatro años, el profesor Anthony Glees documentó en su libro, "When Students Turn to Terror" (Cuando los estudiantes se vuelven teroristas) más de 30 universidades dónde se encontraban "grupos de extremistas y/o terroristas". El libro fue recibido con hostilidad por parte de la comunidad académica. Un año después, una comisión parlamentaria de todos los partidos informaron sobre el aumento en el antisemitismo que estaba acompañado de un mayor apoyo para el islam en los campus. La comisión, dirigida por el respetado Denis MacShane, vió a los rectores de las universidades, ignorar sus resultados.

Mientras tanto, las evidencias reveladas sobre la formación universitaria de los yihadistas como Ahmed Omar Saeed Sheikh de la London School of Economics, el asesino de Daniel Pearl. También el "bombardero de Londres" Mohammad Sidique Khan de la Leeds Metropolitan University; Kafeel Ahmed (de la Cambridge University), quien se inmoló en el aeropuerto de Glasgow y Omar Rehman (de la Westminster University), que hoy esta cumpliendo una condena de 15 años por conspiración, buscaba hacer estallar varios objetivos en Inglaterra y los Estados Unidos. Hay cerca de 10,000 estudiantes musulmanes en Inglaterra, con los extremistas como los agentes del Hizb ut-Tahrir, que trabaja para establecer un califato global, infestando los campus británicos sin restricciones.

Edwards también reporta que el dinero saudí esta corriendo por las universidades británicas. En Cambridge y Edinburgo, quien sea nombrado por el principe Alwaleed --el principal donante saudí de los centros de estudios islámicos-- preside el comité de administración. El Al-Maktoum Institute, que tiene sus títulos validados por la University of Aberdeen, existe para diseminar la visión de Sheikh Hamdan Bin Rshid Al-Maktoum, el vice gobernador de Dubai.