LaRouche: Necesitamos un proyecto de ley de juicio político en contra de esta Presidencia sin ley

12 de enero de 2010

5 de enero de 2010 (LPAC.- El estadista estadounidense Lyndon LaRouche respondió hoy a las tácticas de "escuadras de terroristas pagados"empleadas por la Casa Blanca de Obama para hacer que se apruebe el proyecto de ley de salud modelado en los nazi, afirmando: "Necesitamos un proyecto de ley de juicio político, en particular sobre este asunto. Se tiene que exigir un proyecto de ley de juicio político en contra del Presidente. Es una Presidencia sin ley. Lo que está sucediendo ahora se sale de todos los canales de los procesos establecidos en el Congreso, con la ayuda de la corrupción de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi".

Esto significa, dijo LaRouche, que "ella debe ser enjuiciada, al igual que el Presidente. No existe ninguna duda de que lo que ha hecho Pelosi ha puesto en peligro la intención de la Constitución, en relación a la función del presidente de la Cámara de Representantes y nada más debido a esto, se le debe entablar juicio político".

Comentando sobre las reuniones sigilosas, a puerta cerrada, planeadas para hoy en la Casa Blanca, que han paralizado a casi todos los miembros del Congreso y evitado que cumplan con sus responsabilidades legislativas mandadas por la Constitución, LaRouche dijo: "No se está permitiendo un proceso de deliberación sobre este caso. Está totalmente manipulado, usando la idea de una Presidencia unitaria. Está subvirtiendo la intención de la Constitución. Está tratando de usar trucos para evitar los frenos y contrapesos imbuidos en el proceso constitucional. Esto significa que probablemente va a ser fraudulenta cualquier legislación que se apruebe bajo esta Presidencia, debido al método que se indujo para hacer que se aprobaran".

LaRouche también comentó la disposición en la reforma propuesta que requeriría que todos los estadounidenses compren obligatoriamente un seguro de salud. "Un seguro de salud obligatorio es fraudulento, y el Presidente debería de saberlo. Se está tratando de forzar a la población estadounidense a que inviertan en un programa de seguros de salud inservible. Es un fraude. Es causa para un enjuiciamiento. Probablemente vamos a terminar teniendo un montón de causas para enjuiciamiento político" concluyó LaRouche.