La huelga de masas en Massachusetts le pone fin a los cuentos de Obama

20 de enero de 2010

19 de enero de 2010 (LPAC).- Luego de tener una desventaja de más de 30 puntos en las elecciones especiales del estado de Massachusetts, el candidato del Partido Republicano (GOP) al senado, Scott Brown galopa en la huelga de masas de oposición a la agenda fascista de Obama, y ahora se dice que está por lo menos cinco puntos arriba de la candidata demócrata Martha Coakley (según Public Policy Poll). El periódico Politico informa que en su encuesta Insider Advantage tomada ayer, Brown está a la cabeza por 9% y en otra encuesta de Suffolk University Political Research Center, lo sitúa arriba por más de dos dígitos para la votación de este el martes por "la curul de Ted Kennedy".

Las campañas de los dos candidatos y las 11 organizaciones de apoyo han gastado cerca de $10 millones de dólares en los últimos días, especialmente en anuncios de televisión. En el caso de Coakley -cuya candidatura ha sido fuertemente financiada por las organizaciones de administración de la salud (HMO) y otros buitres financieros- las organizaciones de apoyo incluyen la Unión Internacional de Empleados de Servicios, ligado a Soros, y el Comité Demócrata de Campaña al Senado. En el caso de Brown, la Cámara de Comercio y el grupo afiliado al Tea Party (Partido del Te).

La aristócrata Coakley hizo gala de su agudeza política al encabezar su último bombardeo de anuncios con los anuncios de TV de Obama, los videos por internet de Obama y las llamadas telefónicas automáticas grabadas de Obama, según Associated Press, ¡cuando lo que tiene más enojada a la población de Massachusetts es precisamente Obama y sus políticas! Coakley dijo hoy, "Yo creo que la gente lo escucha (a Obama), lo respetan, lo quieren, cuando se ponen a pensar, se dan cuenta de que él trabaja para resolver los problemas que heredó".

Coakley fue nombrada para heredar la "curul de Kennedy" sin pagar siquiera los impuestos por la propiedad. Pero Brown astutamente destacó que es la "curul del pueblo" no de un feudo. "Es algo que desconcierta el que alguien pueda pensar que hay una especie de derecho o legado que debe pasarse de manos" dijo un maestro de Massachusetts al Washington Post.

Pero más que su campaña deslucida, y los resentimientos por el derecho divino de Kennedy, lo que está derrotando probablemente a Coakley es la huelga de masas. Como lo presenta un blogger del U.S. News and World Report, "la contienda al Senado en Massachusetts pone al descubierto la rueda de molino política en que se ha convertido el programa de Obama, en especial entre los votantes independientes y los desilusionados con Obama".

"Si Scott Brown gana", dijo el congresista "Rescates" Barney Frank a Associates Press, "esto acabará con el proyecto de ley de salud". Sin embargo, el gobierno tiene una serie de Planes B para tratar de imponerlo por la fuerza.

Las encuestas muestran que los independientes, que hacen el 51% del electorado del estado, han respondido de manera entusiasta a Brown. Su campaña estaba dirigida a ellos y a los republicanos, en donde los Demócratas los sobrepasan en número 3 a 1 en el estado de la Bahía. Pero como lo muestran las encuestas, en este período de huelga de masas, cada vez tienen menos que ver las afiliaciones partidistas formales.