LaRouche: Otro fraude de Obama

25 de enero de 2010

22 de enero del 2010 (LPAC).— Contrario a las afirmaciones de que Obama ha adoptado el "espíritu de Glass-Steagall" hoy en una conferencia de prensa en la Casa Blanca con Paul Volcker, entre otros, Lyndon LaRouche puso los puntos sobre las íes.

"No es cierto. Es una falsificación. No es Glass-Steagall. Y Paul Volcker no entiende Glass Steagall, porque Paul Volcker es un monetarista, y al ser un monetarista, él no es capaz de intender Glass-Steagall.

"Pero lo que sucede es que los asesores de Obama están usando esta farsa como una distracción. Lo que uno tiene que decir es: no se preocupen, lo que Obama está prometiendo es una falsificación. Y Paul el monetarista no parece saber la diferencia.

"Paul todavía no entiende a Franklin Roosevelt. Porque Paul es un monetarista, y él quiere mantener el sistema monetarista. El propósito de Glass-Steagall es destruir el sistema monetarista, dejándolo nomás para los orates banqueros de inversión. Lo que Paul Volcker propone es una locura. Se llama monetarismo, que se limita bajo la ley de Roosevelt a los banqueros locos, que se les permite ir a la bancarrota. Pero que no es permitido para los bancos sanos.

"Lo que está haciendo Obama es una falsificación de distracción, por completo. Se trata de otro fraude de Obama.

"Glass Steagall significa que uno regresa a la norma de que en la banca comercial, no se permite nada más que el criterio de Glass-Steagal. El otro tipo de cosas va al sistema monetarista. El problema aquí es que el pobre Paul Volcker todavía no entiende la diferencia entre un sistema monetarista y un sistema de crédito estadounidense. Y la única solución es un sistema de crédito. ¿Por qué un sistema de crédito? Porque uno no puede salvar la economía estadounidense de estrellarse por completo, a menos que uno se deshaga y borre todas las obligaciones que intentan los bancos de inversión imponer a los bancos que se supone son comerciales. En un banco comercial, no se salva nada en una reorganización por bancarrota que no se apegue a los lineamientos de Glass-Stegall. La banca de inversión en conjunto no se apega al criterio Glass-Steagall. Toda operación de la banca de inversión, incluyendo todos los salvatajes, se borra de los libros, en lo que concierne a la banca comercial.

"El Presidente no entiende la diferencia, ya que Larry Summers podría explicárselo, pero Larry Summers es un mentiroso patológico. Mas Larry Summers sabe que eso es una mentira. Incluso aunque Obama no tiene los cesos para conocer la diferencia, Summers sí. Y Summers está mintiendo. El Presidente de los Estados Unidos no tiene los sesos para conocer la diferencia, pero Larry Summers, su asesor, sí, y Larry Summers está mintiendo como siempre, como cualquier profesor de Harvard puede decirlo.

"Oye, el Presidente es un falsificador estúpido, y sus asesores son falsificadores mentirosos, y Paul Volcker es un burro. ¿Qué más quieren escuchar? Esa es toda la verdad, amigo. Nada más que la verdad. Disfrútenla".