JFK tuvo las agallas que Obama no tiene para enfrentarse a Wall Street

26 de enero de 2010

25 de enero de 2010 (LPAC).- El columnista liberal Frank Rich advirtió en el New York Times del 24 de enero que Obama no tiene ni las agallas ni el seso de John F. Kennedy, y que debido a esto, habrá muchos más "Massachusetts", si la Casa Blanca no "corta por lo sano" y se deshace de Larry Summers y el secretario del Tesoro Timothy Geithner. "Claramente la Casa Blanca sabe que este dúo son un peso político muerto" dice Rich, y nadie le va a creer cuando "este abogado entrenado en Harvard [obama] le arroje retórica populista a los peces gordos banqueros".

Frank Rich no tiene la menor idea sobre el fenómeno de huelga de masas y las elecciones en Massachusetts, pero sí sabe como retorcer el cuchillo cuando se trata de comparar a Obama con JFK y FDR.

Summers es un símbolo de la "orgía desreguladora que ayudó a inflar la burbuja" dice Rich, y las cosas están tan mal que en Massachusetts, el comité de campaña republicano al senado le pudo colgar con éxito el "sanbenito" de los "rescates" a los demócratas.

Rich desbarata el cuento de hadas de la Casa Blanca de que desde octubre han estado planeando un ataque con "la norma de Volcker" contra los grandes bancos, y señala que fue solo después de Massachusetts, que la Casa Blanca "sacó del exilio" a Volcker para tratar de tener al frente una nueva cara.

Tienen mucho que hacer, mucho más. Para empezar, debería de estudiar a JFK de abril de 1962, y emular el ataque de JFK en contra de US Steel, ya que no emuló la posición de JFK sobre Vietnam (cuando JFK decidió no enviar marinos al sudeste asiático).

"Kennedy no era un radical", escribe Rich, "sin embargo él, como aquel otro patricio de Harvard, FDR, no vacilaron en lo absoluto en combatir a su propia clase".

"Kennedy no se acomodaba a la retórica populista genérica de las últimas amenazas de Obama de luchar en contra de banqueros no especificados en un día no determinado", concluye Rich, y la US Steel se desplomó dos días después de que JFK amenazó con echarles el Departamento de Justicia de su hermano.

"¿Puede alguien imaginarse a Obama ejerciendo ese liderato inquebrantable para desafiar a aquellos que amenazan nuestra recuperación económica y nuestra estabilidad en un momento de una profunda recesión y guerra? El que no podamos es un indicador poderoso de por qué lo que sucedió en Massachusetts no se va a quedar en Massachusetts..."