El "Sindrome Santander": Una estrategia para tontos

5 de febrero de 2010

5 de febrero de 2010 (LPAC).- Lyndon LaRouche declaró hoy que cualquier país o persona en el escenario internacional que piensa que tienen un trato hecho con los brasileños y la zona del euro, controlada por Londres, para sustituir al sistema financiero internacional basado en el dólar, son tontos que están caminando directo a una trampa británica. Etán metidos en estúpidos buenos deseos, en ilusiones, porque los británicos no pueden sobrevivir a la debacle financiera que ellos mismos están desatando. Están sentados sobre la bomba que ellos mismos acaban de encender.

A este ataque de irrealidad se le podría muy bien llamar "Síndrome Santander", ya que la táctica británica gira en torno al banco español Santander, el banco numero uno en la zona del euro, controlado y desplegado por intereses financieros británicos, como el Royal Bank of Scotland (Banco Rreal de Escocia) y viejas fortunas venecianas (llamadas fondis en italiano) como Assicurazioni Generali de Venecia.

El 3 de febrero, los medios informativos británicos y españoles informaron con nerviosismo que "todos los ojos están puestos en Santander", porque el 4 de febrero, Emilio Botín, dueño del Santander, daría a conocer las cifras anuales del banco y no se esperaba que fuesen muy buenas. Santander llamó la atención en medio de la burbuja inmobiliaria de España, que es tan demencial que algunos dicen que hace ver la burbuja hipotecaria de Estados Unidos como juego de niños. El 17 de enero su rival español, el banco BBVA (Banco Bilbao Vizcaya Argentaria) tuvo que anunciar una caída del 16% de los ingresos para el 2009. Ayer Bloomberg citó a un gestor financiero diciendo: "Todo esto tiene que ver con bienes raíces y promotoras inmobiliarias y no creo que Santander sea nada diferente".

Desde el 2007-2008, en el sector de la construcción de España, al menos un millón de personas han perdido su trabajo, tantas pérdidas como todos los demás sectores juntos. Una fuente le dijo a EIR que: "el sector inmobiliario en España se ha derrumbado sólo el 20%, así que todavía tiene un largo camino por recorrer".

De hecho, en general los préstamos de dudoso cobro en el sistema bancario español a partir de diciembre se habían duplicado en comparación al año pasado, pasando de 2.6% a 5.1% del total de préstamos. Ayer la agencia calificadora Fitch bajo la categoría de diversos valores negociables de Santander y la financiera Barclays, sin mucha convicción, dijo: "No hay motivo de alarma".

Son insensateces. La gente está empezando a preguntarse, ¿qué mantiene a flote a Santander, por no hablar de su ascenso para convertirse en el banco número uno de la zona del euro?

La respuesta se encuentra en Londres. Santander ha funcionado como una mampara al estilo AIG en favor de los intereses financieros británicos en los últimos años, participando en las actividades mas turbias y siempre de algún modo saliendo a flote.

* En 2007 y 2008, Santander recibió inyecciones de fondos del Banco Central Europeo, en lo que equivalía a una operación de pase a favor de Londres (ver nota aparte).

* Según se informa, en el 2008, Santander habría perdido más de 2,000 millones de euros en el escándalo de Bernie Madoff, con sus bien conocidos vínculos de lavado de dinero sucio.

* Hoy en día, Santander reporta sus mayores ingresos de sus actividades en Gran Bretaña, donde ha tomado una posición dominante en la burbuja de la vivienda a través de la compra de tres bancos británicos. En el 2009, Santander emitió el 20% de todos los nuevos préstamos para vivienda en Gran Bretaña.

* La otra gran fuente de ganancias que reporta Santander es el saqueo de Brasil, principalmente mediante la inversión en los bonos del gobierno brasileño, que pagan las mayores tasas de interés en el mundo.

LaRouche comentó que hay una total irrealidad en estos supuestos activos. Se trata de una burbuja y está a punto de reventar.