Geólogo lunar se une a la furia en contra de los recortes de Obama a la NASA

17 de febrero de 2010

17 de febrero de 2010 (LPAC).— Desde que se dio a conocer el 1 de febrero el presupuesto de la NASA para el año fiscal 2011, el geólogo lunar Paul Spudis, quien es uno de los principales investigadores de las naves espaciales lunares no tripuladas tanto de Estados Unidos como de India, ha escrito una serie de artículos, cada vez más disgustado por lo que está tratando de hacer este gobierno con el programa espacial. Lo destacado de sus ataques a este sabotaje, el "camino flexible a la nada" de "solo Investigación y Desarrollo", es que es un científico lunar muy prominente. Durante cincuenta años, y bajo la directa influencia británica (el Reino Unido no tiene programas espaciales tripulados porque "es una pérdida de dinero"), los científicos espaciales de Estados Unidos han permitido estúpidamente que los manipulen para atacar los programas espaciales tripulados, con el argumento falaz de que estos "costosos" esfuerzos "le quitan financiamiento a la ciencia".

Spudis retoma el argumento que recientemente repitió el administrador de la NASA, Charlie Bolden, de que la 'Visión para la Exploración Espacial' que estaba llevando a cabo el programa Constelación, no era más que repetir lo que ya hizo con el programa Apolo. "A pesar de los esfuerzos concertados para distorsionar su significado, el objetivo de regresar a la Luna no era una repetición del Apolo, sino crear la presencia humana sostenida, de largo plazo, en el espacio, aprendiendo a usar los recursos materiales y energéticos de la Luna" con el fin de "crear nuevas capacidades para los viajes espaciales". Los resultados recientes de las investigaciones lunares no tripuladas, explicó, nos han demostrado que los recursos lunares, como el hielo, son más extensos de lo que nosotros creíamos.

Cuando dieron por terminado el Constelación, cancelaron la visión, pero"¿qué pudieron en su lugar? Nada".

Yo estoy de acuerdo, dijo Spudis, con los que dicen "este cambio no dará como resultado la utopia espacial que prometen sus defensores y que cuando se monta un enfoque impracticable sobre una agencia, se convierte en un blanco listo para ser eliminado".