Astronautas veteranos plantean la cuestión constitucional contra el asesinato de la NASA por Obama

22 de febrero de 2010

20 de febrero de 2010 (LPAC).— El 15 de febrero los astronautas Scott Carpenter (del programa Mercurio), Gene Cernan (del programa Gemini y el Apolo), y Charlie Duke (del Apolo) escribieron una carta abierta dirigida a "Sr. y Sra. América", para ayudar a movilizar una oposición al intento del Presidente Obama de acabar con el programa espacial tripulado de la NASA. El organizador Ed Buckbee, quien trabajó con el pionero espacial Wernher von Braun en Huntsville, y fue director del Centro Espacial y de Cohetes de Alabama, también firmó la carta, y ha circulado ésta a la prensa en los estados más afectados por el desmantelamiento de la NASA. Para que tenga el impacto necesario, todos los miembros del Congreso deberían verla, así como todos los estadounidenses que no permitirán que destruyan el espíritu americano.

"Queridos Sr. y Sra. América:

"Nunca hubo, y es probable que nunca haya, otro programa gubernamental que impulse la innovación tecnológica tanto como lo ha hecho el programa espacial de los Estados Unidos. No hay otro programa que haya movilizado tan exitosamente a la nación, inspirado a los jóvenes a hacer logros académicos o colocado a los Estados Unidos como el líder mundial en tecnología.

"El programa espacial tripulado, en particular, ha sido una fuente de fortaleza y carácter para la nación. Pero un talón de Aquiles en forma de la rama ejecutiva de nuestro país amenaza con una herida mortal. Bajo el presupuesto de Obama para 2011, Estados Unidos no enviará más nunca hombres al espacio, ni a la Luna, ni a Marte. La fuente de tanta inspiración y espíritu de Estados Unidos, el ímpetu para tantos descubrimientos, tecnología e imaginación, esta en peligro. La muerte del programa espacial de Estados Unidos es solo otro paso en el desmantelamiento de nuestra nación.

"Dónde está la visión que tan elocuentemente presentara en 1962 el Presidente Kennedy cuando dijo, sirve para organizar y cuantificar lo mejor de nuestras energías y habilidades. El Presidente Kennedy le dio al público estadounidense una visión que exigía valor, imaginación y seguimiento. El enfoque a largo plazo ha sido siempre conquistar progresivamente nuevas fronteras. Ciertamente, ese enfoque ha sido compartido tanto por el gobierno como por la empresa privada pero sacar al gobierno de los vuelos espaciales tripulados seguramente eliminará esas fronteras difíciles de alcanzar y disminuirá precipitosamente la preeminencia de nuestra nación en la tecnología.

"Somos el único país que alguna vez conquistó el terreno alto, la Luna. ¿Y ahora tenemos que dejar eso a los rusos y a los chinos que están comprometidos a tener allí una presencia permanente? Las implicaciones de seguridad nacional son realmente graves. Desde el terreno alto, los gobiernos extranjeros tendrán una tremenda capacidad para monitorear los bienes tecnológicos de los Estados Unidos en la órbita de la Tierra. Quién controle el terreno alto se convierte en el líder mundial en tecnología.

"Nosotros les pedimos que se unan a los miembros del Congreso que tuvieron la fortaleza de ánimo y el valor de abrazar la visión que ha venido a formar parte del distintivo de nuestra nación y que abogan por el regreso a la Luna y por mantener el papel de liderazgo de Estados Unidos en la exploración del espacio.

"Scott Carpenter

"Gene Cernan

"Charlie Duke

"Ed Buckbee"

Air Force 1 Sage Low