LaRouche dice: ¡El Grupo Inter-Alpha debe ser destruido!

2 de marzo de 2010

2 de marzo de 2010 (LPAC).— "Brasil es su punto débil", dijo hoy Lyndon LaRouche, al referirse al Grupo Inter-Alpha, la coalición de bancos controlada por los Rothschild en el centro del sistema monetario depredador del imperio británico. "De eso es de lo que se están agarrando, y sea lo que sea de lo que se agarran, es lo que los va a colgar".

El Grupo Inter-Alpha Group se formó en 1971, como una coalición de seis bancos de la oligarquía europea, el mismo año en que el Gobierno de Nixon estúpidamente separó el dólar del patrón oro y destruyó el sistema de Bretton Woods de Franklin Delano Roosevelt de tipo de cambios fijos. Esa acción le abrió las puertas a la guerra monetaria imperial, a la creación del mercado de petrodólares, y a la postre el control del dólar estadounidense por el imperio británico. En definitiva, prácticamente todo lo que ha resultado equivocado en la economía mundial se puede trazar a esas acciones depredadoras del Grupo Inter-Alpha y de sus asociados. Ahora, después de destruir las economías estadounidense, la europea y la británica, el Grupo Inter-Alpha ha apostado su futuro en la expansión del saqueo de Brasil.

Es una apuesta, tan incompetente como destinada al fracaso.

Uno pensaría que, después de todos los horrores que los derivados han causado, ninguna nación estaría tan loca como para ampliar su mercado de derivados, pero eso es exactamente lo que Brasil está haciendo, ante el requerimiento del Grupo Inter-Alpha y el Banco Santander, uno de sus miembros más corruptos. Para ayudar a agilizar la creación de una nueva burbuja financiera, el Banco Central de Brasil anunció sus medidas para ampliar el mercado de derivados en el país, y la bolsa de valores brasileña, BOVESPA, llegó a un acuerdo similar con la bolsa de Chicago (Chicago Mercantile Exchange), donde se realiza el comercio de derivados financieros más grande a nivel mundial. Eso va más allá de la demencia. En el Grupo Inter-Alpha, muy pronto les va a salir el tiro por la culata, y va a destruir a Brasil.

LaRouche dijo: "Brasil ¿qué es? Brasil es un enorme acarreo de fondos. ¿Qué activos hay detrás del acarreo de fondos? El temor de los acreedores a ejecutar el embargo hipotecario. El acarreo de fondos se basa en nada, esencialmente nada. Y ahora el acarreo de fondos se está desplomando. Ahorita, el actual sistema financiero internacional es un caballo muerto".