Rusia se va con la locura del acarreo de fondos británico

17 de marzo de 2010

15 de marzo de 2010 (LPAC).— La garra de la demente práctica monetarista británica en campos enteros de la actividad económica rusa, se manifiesta de manera espectacular en el boletín del MICEX de diciembre de 2009, una de las dos principales bolsas de valores de Moscú. Una de las notas breves de la sección "Resumen Macroeconómico" de la versión en inglés del boletín The MICEX Newsletter, señala: "En el 2010, la posibilidad de realizar transacciones de acarreo de fondos contribuirá al fortalecimiento del rublo. Incluso si el Banco de Rusia sigue bajando las tasas de interés, las tasas de los contratos de recompra de un día, van a ser sustancialmente más altas que las tasas de interés en Estados Unidos y en la Unión Europea".

Mentes mas cuerdas, como la del presidente de la Cámara de Comercio e Industria, el académico Yevgeni Primakov, quien ha señalado que los más de $500,000 millones de dólares en colocaciones extranjeras de la deuda corporativa rusa constituyen una vulnerabilidad estratégica de la nación. Aun así, los monetaristas con su centro en Londres siguen con su alharaca publicitaria sobre la habilidad de los mercados moscovitas para atraer capital especulativo como una gran ventaja para Rusia.

En el 2009, incluso cuando la producción de bienes se colapsó generando un enorme desempleo, el mercado de valores ruso creció en un 233%. El 11 de marzo del 2010, la agencia de noticias Reuters se jactó del hecho de que el rublo ruso llevaba 14 meses en alza, sobre la base de elevar los precios del petróleo y del acarreo de fondos. Los titulares del Financial Times de Londres del 12 de marzo decían que "el candente rublo ruso sigue seduciendo a los inversionistas extranjeros".

Inclusive el Banco Central, que está dirigido por veteranos de la hegemonía radical librecambista controlado por Londres dentro de Rusia en los años 90, está alarmado ante lo rápido que está incrementándose el valor del rublo, lo cual tiende a restringir los recursos financieros disponibles dentro del país. En conformidad con esto, el Banco Central está bajando las tasas de interés. El FT se regodea al decir que Rusia es todavía "el eslabón más débil" de los países del BRIC, "pero eso no detiene a los especuladores para mostrar una exuberancia racional —o tal vez irracional— por el rublo".