Demandas de los estados contra la expansión forzada de Medicaid y la compra obligatoria de seguro médico que quiere Obama

26 de marzo de 2010

25 de marzo de 2010 (LPAC).— Bajo el nuevo plan de Obama para la "atención médica", el estado de Florida, que ya enfrenta una crisis presupuestal severa y se encuentra haciendo recortes presupuestarios, estaría forzado a añadir a más de un millón de personas a su nómina de Medicaid (el programa gubernamental federal de atención médica para los menesterosos), con un costo de varios miles de millones de dólares.

Contrario a lo que ha publicado la mayor parte de los medios informativos, está ampliación de la nómina de Medicaid en los estados, impuesta por el gobierno federal, y sin ningún aumento correspondiente a los aportes de fondos federales, constituye el meollo de la demanda introducida por el Procurador General de Florida, Bill McCollum, y los Procuradores Generales de otros 12 estados. Bajo el mandato federal que obliga a todos los ciudadanos a comprar un seguro de salud, las personas con ingresos hasta un 133% del nivel que el gobierno considera pobreza, se pueden incorporar al programa de Medicaid en vez de comprar un seguro de saludo privado. Durante los debates del Senado, se puso de relieve que eso arrojaría una carga enorme sobre los estados; la infame "Coima de los maizeros" (Nebraska se conoce como el estado maizero) le dio un subsidio exclusivo al estado de Nebraska debido al aumento en los costos de Medicaid, a cambio del voto del senador Ben Nelson.

La demanda del estado de Florida señala que la ampliación forzada de Medicaid y la obligación de comprar un seguro de salud privado, violan el Artículo I, Sección 8 de la Constitución (los poderes del Congreso) y también la Décima Enmienda (que reserva a los estaods los poderes que no recaen en el gobierno federal).

El estado de Florida sostiene que el programa de Medicaid en el que participan voluntariamente los estadosya consume más de la cuarta parte del presupuesto. Pero, según la demanda, ni el estado de Florida ni ningún otro acordó a participar en el tal plan "con la expectativa de que el gobierno federal explotaría su control sobre los términos y la eligibilidad de Medicaid como parte de un plan coercitivo para forzar a todos los ciudadanos y residentes a tener cobertura de atención médica".

Es claro que esta es una de las formas en que Hitler-Obama espera matar algunos estadounidenses y a sus familias, echándole a los estados ya quebrados más costos que les obligue a a hacer más recortes asesinos.