El proyecto de ley de reforma financiera de Obama es una monstruosidad hiperinflacionaria

19 de abril de 2010

19 de abril de 2010 (LPAC) - Generalmente uno no asocia declaraciones razonables con funcionarios de la Reserva Federal, pero Thomas Hoenig, presidente de la Reserva Federal (Fed) de la ciudad de Kansas, asestó críticas útiles al proyecto de "reforma" bancaria que está ahora ante el Senado de EU. El proyecto de ley del Senado no elimina la política denominada "demasiado grande como para quebrar" [con la cual evaden toda regulación los grandes bancos, que entre más grandes, más insolventes están en realidad], dijo, y convertiría a la Fed, de hecho, en un banco central de Wall Street, dejando al resto del sistema bancario de EU a su suerte. Los grandes bancos "sistémicamente importantes" tienen una ventaja significativa en relación a sus semejantes más pequeños, destaca Hoening, porque sus acreedores saben que en una crisis ellos serían rescatados, una política en menoscabo de los bancos pequeños y que le ha permitido a las instituciones bancarias más grandes más que duplicar su parte en el mercado desde los 1990. En vez de esto, escribe Hoening en un artículo firmado en el New York Times de hoy, todos los bancos insolventes, sin importar su tamaño, deberían ser sometidos a una administración judicial.

Sin embargo, tenemos que agregarle a esto una salvedad decisiva (con la que muy probablemente no estaría Hoening de acuerdo): cualquier cierre de un banco se tiene que hacer en el contexto de una reorganización por quiebra del sistema como un todo, porque el sistema financiero dominado por el Imperio Británico está insolvente, y el seleccionar con pinzas cuales van a ser los bancos en quiebra que se van a cerrar, le haría el juego directamente a los actuales esfuerzos británicos de deglutir a sus rivales y crear una dictadura financiera global. El problema no son los bancos individuales, sino el sistema en su conjunto. El intento de rescatar el sistema actual, como lo ha advertido repetidamente Lyndon LaRouche, es una locura hiperinflacionaria. No va a funcionar tomar medidas a medias y hacer concesiones. Necesitamos todo el plan LaRouche.