La defensa de Blagojevich quiere que se cite a comparecer a Obama

23 de abril de 2010

23 de abril de 2010 (LPAC) — En el momento en que el congresista Darrell Issa solicitó el nombramiento de un fiscal especial para que investigue quién de la Casa Blanca le ofreció al congresista Joe Sestak un puesto, a cambio de que se retirase de la contienda por el puesto de senador por Pensilvania, que ahora está en manos de Arlene Specter, el Presidente Obama enfrenta nuevas dificultades judiciales adicionales en Chicago, en el juicio en contra del exgobernador Rod Blagojevich que iniciará en junio. Según un artículo en el Chicago Tribune de Jeff Coen, los abogados de Blagojevich le pidieron hoy a un juez federal permiso para que cite a comparecer al presidente Barack Obama en el próximo juicio contra Blagojevich.

Blagojevich es acusado de usar su puesto para enriquecerse y enriquecer a su entorno íntimo, incluyendo alegatos de que trató de vender el puesto de senador federal que Obama dejó vacante en el 2008 con su elección a la Casa Blanca.

"El presidente Obama tiene conocimiento directo de las acusaciones contenidas en el proceso legal" dice la defensa en su presentación. "Además, las declaraciones públicas del presidente Obama contradicen las declaraciones de otros testigos". La defensa dijo que no ha recibido aún las notas de las entrevistas del FBI a Obama, a pesar de que solicitaron este material en diciembre.

Los abogados de Blagojevich disputan que algunas de las afirmaciones públicas de Obama, en el sentido de que ningún representante suyo tuvo ninguna participación en ninguno de los supuestos acuerdos de Blagojevich sobre el puesto en el senado, ha sido contradicho en las entrevistas del FBI y de los fiscales federales. Esa información supuestamente contradictoria se ha excluido de los registros recientes, aunque la defensa está pidiendo en una anotación que se den a conocer todos los registros.

Los registros dicen que solo Blagojevich y el presidente pueden corroborar algunos de los alegatos de Blagojevich de que no hubo conspiración para vender el puesto.

"El presidente Obama es el único que puede decir si envió emisarios en su representación, quienes fueron estos emisarios, y qué instrucciones tenían, si es que las tenían, para llevar a cabo a su nombre" establece la moción.

Obama también pudiera tener información pertinente sobre Antoin "Tony" Rezko, un recaudador de fondos de altos vuelos del exgobernador y presuntamente parte de la conspiración en el caso, dijo la defensa. El presidente puede testificar sobre "la reputación del señor Rezko para decir la verdad así como también su propia opinión sobre el carácter del señor Rezko" dice el registro.

También puede dar información sobre los métodos de Rezko, disputa la defensa, citando el infame acuerdo de bienes raíces entre los Rezkos y los Obama en el que Rezko compró la propiedad pegada al lado sur de la residencia de los Obama y después les vendió la franja que requerían.