El senador Levin da a conocer antes de la audiencia del martes, correos electrónicos que condenan a Goldman Sachs

26 de abril de 2010

25 de abril de 2010 (LPAC) — Previa a la audiencia de este martes 27 de abril, en donde van a asar al director ejecutivo de Goldman "Sucks", Lloyd Blankfein y otros ejecutivos, el senador Carl Levin (demócrata de Michigan) dió a conocer el sábado en la mañana 4 correos electrónicos internos de Goldman en donde Blankfein y otros se jactan de haber hecho montañas de dinero con el 'acortamiento' (practica de vender valores prestados con la intención de comprarlos a la baja) en el mercado hipotecario, incluyendo los acuerdos que Goldman mismo estableció, como es el caso en la demanda legal de la SEC (Comisión Nacional de Valores) en contra de Goldman del 16 de abril.

El resumen del mismo Levin es el siguiente:

"En uno de los correos electrónicos dados a conocer hoy, el señor Blankfein afirma que la compañía salió adelante en la crisis hipotecaria adoptando posiciones en corto. En un correo electrónico de intercambio con otros altos ejecutivos de Goldman Sachs, el señor Blankfein escribe: 'Por supuesto que nosotros no esquivamos el caos hipotecario. Perdimos dinero, y luego hicimos más del que habíamos perdido debido a los acortamientos'.

"En un segundo correo electrónico, el director financiero de Goldman Sachs, David Viniar, quien también presentará testimonio el martes, respondió a un informe sobre las actividades comercializadoras de la firma, mostrando que, en un día, la firma recogió con red $50 millones al tomar posiciones cortas que aumentaron su valor en la medida en que se estrellaba el mercado hipotecario. El señor Viniar escribió: 'Esto te dice lo que le pudiera estar sucediendo a la gente que no tiene el gran acortamiento'. Levin dice: "Ahí está, en sus propias palabras: Goldman Sachs tomando el gran acortamiento en contra del mercado hipotecario'.

"En un tercer correo electrónico, los empleados de Goldman Sachs discuten las altas y bajas de los valores que Goldman estaban garantizando y vendiendo y que estaban ligados a las hipotecas emitidas por el prestamista de hipotecas de alto riesgo, Long Beach Mortgage Company del Washington Mutual Bank. Reportando como "malas noticias" la "limpiada" de uno de los valores de Long Beach y el desplome "inminente" de otro, que le podrían costar a la firma $2.5 millones de dólares, un empleado de Goldman Sachs informa después las "buenas nuevas": que las quiebras le acarrearían a la firma $5 millones de una apuesta que había colocado en contra de los mismos valores que ellos habían ensamblado y vendido".

"En un cuarto correo electrónico, un ejecutivo de Goldman Sachs reacciona ante las noticias de que las agencias calificadoras de crédito han degradado $32 mil millones en valores relacionados con las hipotecas -causando pérdidas a muchos inversionistas- y destaca que Goldman tiene apuestas colocadas en contra de ellos: 'me suena como que vamos a hacer dinero en serio'. Su colega responde: 'Si, estamos bien ubicados".

En relación a la audiencia del martes, citan al profesor de finanzas e historiador de Wall Street Charles Geisst, diciendo: "Esto es Pecora II. Se tienen que retorcer y tienen que responder a las preguntas".