La fascista comisión sobre la deuda prepara sangría

26 de abril de 2010

26 de abril de 2010 (LPAC) — Entrevistados ayer en el noticiero de Fox, los dos copresidentes de la recientemente creada comisión del Presidente sobre la deuda, no dejaron lugar a dudas de que sus intenciones son matar estadounidenses, al recortar masivamente los programas de prestaciones sociales, como el Seguro Social y Medicare [el programa gubernamental de asistencia médica para los mayores de 65 años]. La entrevista se efectuó dos días antes de que se celebrara la primera reunión de la comisión programada para el martes 27 de abril. El copresidente Erskine Bowles empezó diciendo: "Si vemos donde estamos actualmente y solo vemos a los pagos obligatorios, vemos que equivalen a la totalidad de los ingresos que entran al gobierno de EU. Eso significa que cada dólar que gastamos hoy en las fuerzas armadas, en la seguridad interna, en educación, en infraestructura, en transporte, todo es prestado, la mitad son préstamos de países extranjeros".

El copresidente Alan Simpson explícitamente afirmó que la comisión pretende sangrar a la población estadounidense: "Solo estamos usando los actuarios del Seguro Social. Solo estamos usando los actuarios de los servicios de salud. Solo estamos usando cifras del CBO (oficina de presupuesto del Congreso). No vamos a tratar de buscar nuestras propias cifras. No vamos a decir que vamos a labrar nuestro camino para salir de esta. Demonios, pudiéramos duplicar el crecimiento durante 30 años y nunca haber labrado nuestra salida de esto. Y espero que todos podamos decir, aquí es donde estamos. Y si podemos hacer esto -y este es mi ingenuo objetivo- entonces podemos empezar la sangría". También dejó en claro que la comisión consideraría mayores recortes al Medicare, más allá de los que ya están incluidos en el hitleriano proyecto de ley de la muerte de Obama: "Alguien dijo, bueno, ¿está fuera de discusión el nuevo proyecto de ley de salud? Yo digo, nada está fuera de discusión, absolutamente nada".

El anfitrión, Mike Wallace, le preguntó entonces a Bowles: "¿Realmente crees que los demócratas están dispuestos a aceptar recortes en los programas de prestaciones sociales y otros programas?

Bowles respondió inequívocamente: "Van a tener que hacerlo. Si es que vamos a ser serios en equilibrar el presupuesto federal y enderezar este barco fiscal, entonces vamos a tener que poner todo sobre la mesa, y eso incluye los programas de prestaciones sociales. Nunca vamos a lograr un balance a menos que estos estén sobre la mesa".